El Padre Roberto Queirolo confirmó, a través de un comunicado enviado a la comunidad, que la beatificación de Monseñor Enrique Angelelli y de los curas Carlos Murias y Gabriel Longueville y el laico Wenceslao Pedernera se realizará el sábado 27 de abril de 2019 a las 10 de la mañana en el Parque de la Ciudad de la Capital de La Rioja. Presidirá la ceremonia presidida por el Cardenal Becciu, representante del Vaticano. Habrá jornadas de vigilia en Capital, Sañogasta y Chamical y Misas de Acción de gracias en Sañogasta, la Ermita de Punta de los Llanos y en el lugar del martirio en Chamical.

De acuerdo a lo comunicado por el Padre Quierolo, la semana pasada se reunió en la comunidad de Santo Domingo con los frailes conventuales Damián Patrescu,Postulador de la Causa de beatificación, Aldo Cuccaro Provincial de la Orden y Javier Fontana
co-postulador ad hoc, con el objetivo de informar sobre normas y prácticas a seguir y de las decisiones tomadas en Roma sobre todo lo relativo a la realización del evento de la beatificación.
Luego de un intercambio de ideas, que incluyó la visita al Parque de la Ciudad, se dispuso lo siguiente:
A) Vigilia de oración (adoración, rosario, celebración de la palabra, etc.) en La Rioja,
Chamical y Sañogasta: Viernes 26 de abril.
B) Celebración de la Beatificación en el Parque de la Ciudad, presidida por el Cardenal
Becciu Sábado 27 a las 10hs.
C) Eucaristía de acción de gracias:
Sábado 27 a las 18 hs. en Sañogasta
Domingo 28 a las 10 hs. en la Ermita de Punta de los Llanos
Domingo 28 a las 16 hs. en Chamical o en el lugar del martirio.
De esta forma se dio cumplimiento a las normas de la Santa Sede para estas ceremonias.

Carta del Padre Roberto Queirolo

Queridos amigos sacerdotes, religiosas y laicos:

Hace apenas unos pocos días les mandaba un exultante
comunicado comunicándoles cuanto sabíamos y habíamos realizado en orden a la recepción
del nuevo Padre obispo y de la Beatificación de nuestros Mártires. Hoy tenemos nuevo motivo
de alegría que debo compartir con ustedes.
El 31 de octubre al medio día, gozando de la hospitalidad de la
Comunidad de Santo Domingo, recibimos a los frailes conventuales Damián Patrescu,
Postulador de la Causa de beatificación, Aldo Cuccaro Provincial de la Orden y Javier Fontana
co-postulador ad hoc.
Dada las circunstancias del caso y su carácter prioritariamente
informativo no estimé necesario invitar a otros hermanos sacerdotes a participar de la
reunión.
Después de la siesta –habían salido temprano de Córdoba- nos abocamos al tema durante
varias horas que incluyeron la vista in situ del escenario previsto para la celebración.
La misión de nuestros huéspedes era informarnos sobre las
normas y prácticas a seguir y de las decisiones tomadas en Roma sobre todo lo relativo a la
realización del evento de la beatificación. Del intercambio de ideas, ya comenzado durante el
almuerzo junto a la comunidad dominica, surgieron propuestas concretas y nos informaron
muy detalladamente de los criterios y normativa que rigen este tipo de ceremonias. El
intercambio de informaciones e ideas, algunas sugeridas y receptadas en estos días en forma
personal o grupal, fueron la base de importantes medidas a observar.
Concretamente en lo relativo a fechas y lugares se dispuso lo
siguiente:
A) Vigilia de oración (adoración, rosario, celebración de la palabra, etc.) en La Rioja,
Chamical y Sañogasta: Viernes 26 de abril.
B) Celebración de la Beatificación en el Parque de la Ciudad, presidida por el Cardenal
Becciu Sábado 27 a las 10hs.
C) Eucaristía de acción de gracias:
Sábado 27 a las 18 hs. en Sañogasta
Domingo 28 a las 10 hs. en la Ermita de Punta de los Llanos
Domingo 28 a las 16 hs. en Chamical o en el lugar del martirio.
De esta forma se dio cumplimiento a las normas de la Santa Sede para estas ceremonias.

Respecto a todo lo que hace a la liturgia, logística, prensa,
alojamiento, traslados, etc., nos compartieron su variada y extensa experiencia. Las
celebraciones recientes en provincias vecinas, como la del Cura Brochero, Madre Catalina y
Mama Antula, también serán importantes aportes a tener en cuenta.
La recepción del Padre obispo, que esperamos sea pronta, probará
aunque en pequeña medida, nuestra capacidad de organización y entrega. Próximamente
invitaremos a miembros del Pueblo de Dios para información, organización y compromiso
acordes a la trascendencia del desafío que se nos presenta.
Y concluyo invitando a toda la Comunidad riojana a ponerse en
oración de acción de gracias, de alabanza, de petición para que este nuevo y trascendente
paso de Dios en nuestras vidas sea recibido y compartido con humildad y gozosa esperanza.

Reciban mi cordial bendición P. Roberto