Por Carin Lanzillotto

– Los lamentables episodios de hoy por la tarde en Higiene Urbana mostraron a la intendenta Ines Brizuela y Doria y su gabinete ingresar al predio para provocar un altercado con sus propios trabajadores en conflicto.

– Los videos subidos por los PEM muestran al funcionariato municipal y conocidos militantes de la UCR patotear verbalmente a los empleados, reclamar la entrega de las llaves y los camiones, una confrontación que no se dio nunca antes en la historia de la municipalidad de La Rioja.

– Recuperaron de esta manera los camiones, que recibieron pedradas en los parabrisas. Según el municipio, arrojaron piedras los trabajadores. Según los trabajadores, fueron el Polo Obrero y Barrios de Pie, acompañando a Brizuela y Doria.

– Si se confirma esto último, tenemos a organizaciones troskistas como fuerza de choque de la patronal, cambalache insólito que se ve en Plaza 25 de Mayo, con el rejunte de los autoconvocados, Milei, JxC, la izquierda del MST, Polo Obrero, y hasta pastores evangélicos que se dan una vueltita por ahí, para arengar.

– Más allá de estos detalles, la gravedad del caso es que la intendenta se enfrentó con sus propios trabajadores, a los cuales acribilla con denuncias penales y amenazas.

– Los recolectores de basura están cobrando 35.000 pesos mensuales, para levantar la mierda de la ciudad, y tienen todo el derecho de reclamar un sueldo mejor y menos precarización. Ines BYD no entiende, no conoce y no apoya a sus propios empleados.

– La intendenta les respondió con patoteada. Cero diálogo, cero gestión, y sumar conflicto tras conflicto. No sabemos si la basura se va a recoger, sólo sabemos que hay anarquía en la muni.