Los que llevan la voz cantante del reclamo son los hijos del activista social de Chilecito  Ariel “Yopo”Illanez. Los jóvenes aprovechan las cámaras internacionales que realizan la cobertura del Mundial de Rusia 2018, para desplegar una bandera argentina con la frase “El Famatina no se toca”.

En el hotel donde se hospeda la selección, en las plazas rusas, y en cada encuentro que disputa el equipo albiceleste, los hermano Illanez insisten con la consigna del pueblo de Chilecito y Famatina, contra la minería.