Sistema de salud al borde del colapso, personal sanitario agotado, campaña de vacunación lenta y récord de contagios de Covid-19 desde que comenzó la pandemia. Nos piden “que nos quedemos en casa”, que no salgamos a menos que sea absolutamente necesario, que nos cuidemos para cuidarnos entre todos, pero los que  tienen que dar ejemplo miran para otro lado.

El Concejo Deliberante de la Capital hoy realizó su sesión, y lo hizo en el recinto Tomás Moro, en lugar de realizar la sesión en un lugar más adecuado para mantener la distancia social. Sesionaron a pesar de las recomendaciones. Sesionaron sin tener empatía con el personal de salud, con las personas que están atravesando la enfermedad, con la gente del interior que no puede ser derivada a la capital porque los hospitales están en un 90% de su capacidad. Sesionaron sin cuidar a la sociedad que los votó.

¿Cambiar el nombre a la Avenida Rivadavia no puede esperar? O acaso alguno de los proyectos presentados no podían ser tratados de manera virtual. ¿Es que es esencial el trabajo de los concejales?

La comunidad puede atravesar la pandemia sin que los concejales se junten, pero difícilmente pueda afrontar una escalada en los contagios si no hay personal sanitario que nos asista. Lo dijo el ministro de salud de la Provincia, Juan Carlos Vergara, “tenemos un sistema sanitario ocupado en un 90%. La Rioja está “en un alerta rojo” ante el aumento ostensible de casos de covid-19. El sistema sanitario no se puede expandir más y esto no tiene que ver con inversiones sino por nuestro recurso humano que viene cansado desde hace un año”, pero los ediles tienen otra visión. En el país más de 23.000 casos en 24 horas, ayer  127 positivos en La Rioja, son sólo números…