El gobernador Gerardo Morales reconoció que la cautelar de la CIDH es de cumplimiento obligatorio. El titular del Ministerio de Acusación de Jujuy dijo que el Superior Tribunal de Justicia remitirá las actuaciones a los jueces que dictaron las preventivas.

El titular del Ministerio Público de Acusación de Jujuy, Sergio Lello Sánchez, adelantó que recomendará a los jueces que se inclinen por “el arresto domiciliario” de Milagro Sala, como alternativa a la prisión preventiva a la que está sometida desde enero de 2016, tras la cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a favor de la dirigente social encarcelada. El mismo gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, reconoció que la decisión de la CIDH es de cumplimiento obligatorio, aunque dijo que no compartía lo resuelto por el organismo de derechos humanos regional. De esta forma, todo indica que en próximos días la líder de la Tupac Amaru será llevada a su domicilio.
“En caso de arribarse a alguna de las alternativas que plantea la CIDH como salida a la cautelar a la que hizo lugar, desde el Ministerio Publico Fiscal se va a postular que se cumpla con el arresto domiciliario”, dijo Lello Sánchez en declaraciones a la prensa jujeña, aunque advirtió que solicitará que sea en idéntica condiciones a “una prisión preventiva”.

La CIDH dispuso la semana pasada que Milagro Sala debe salir de la prisión porque está en juego su integridad física y psicológica. En ese contexto, resolvió que se deben adoptar “medidas alternativas a la detención preventiva” de la dirigente social, “como el arresto domiciliario” o bien que “pueda enfrentar los procesos (judiciales) en libertad, con medidas como la fiscalización electrónica”. A la vez, recordó que el grupo de Trabajo sobre detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas concluyó que la detención de la líder de la Tupac Amaru era arbitraria y que debía ser liberada inmediatamente.

El procurador jujeño admitió que las detenciones preventivas “en general no son muy favorables para ningún detenido en la Argentina”, al aludir a la advertencia que hizo el organismo internacional por los riesgos que corre la salud de Milagro Sala al estar en prisión”. Sin embargo, para el funcionario, “el desarrollo de la argumentación es desconcertante porque se parte de una premisa por lo menos dudosa, que es que la detención de Sala se produjo en el contexto de una protesta social y yo quiero aclarar que había la comisión de delito como la instigación a ocupar un espacio público”, aseguró el funcionario en clara contradicción con los postulados de los informes que elaboraron los organismos internacionales que evaluaron el proceso contra la líder de la Tupac Amaru como arbitrario.

Lello Sánchez reiteró que la modalidad de cumplimiento de una posible prisión domiciliaria “va a ser cuidadosamente establecida, porque Milagro Sala va a seguir con prisión preventiva ya que la CIDH no se pronunció respecto de su ilegitimidad”.

“Supongo que el Superior Tribunal de Justicia remitirá las actuaciones a los dos jueces que dictaron las preventivas, quienes deberán resolver conforme a las recomendaciones de la CIDH”, explicó finalmente.

Morales reconoció que la decisión de la CIDH que ordenó al gobierno liberar a Milagro Sala o en su defecto otorgarle la prisión domiciliaria, es de cumplimiento obligatorio. Al hacer referencia a la recomendación del organismo internacional, el gobernador también dijo “no compartir” esa decisión y tildó de “corrupta” a la líder de la Tupac Amaru, que se encuentra detenida desde enero de 2016.

Marcos Aldazabal, uno de los abogados de Milagro Sala, aseguró que confía en que el Gobierno provincial acatará la resolución de la CIDH y advirtió que “sería muy grave” que eso no ocurra. El abogado adelantó además que en caso de que la decisión sea otorgar el beneficio de la prisión domiciliaria a Sala, seguirán insistiendo por su libertad porque “la prisión preventiva no tiene ningún fundamento”.

“Si bien tenemos el precedente de la resolución del grupo de trabajo de la ONU que fue el año pasado y no lo cumplieron, creemos que sería muy escandaloso que siguieran por el mismo camino, aunque no nos sorprendería”, añadió.

Consultado sobre las condiciones en las que se encuentra la dirigente social, Aldazabal aseguró que está “muy contenta” por la cautelar de la CIDH, aunque advirtió que “ha sufrido agresiones por parte del personal penitenciario y esta situación pone en peligro su vida constantemente”.

El ministro de Gobierno de Jujuy, Oscar Perassi, por su parte, afirmó que el Ejecutivo provincial va a “respetar” lo que “ordenen” los jueces sobre el fallo de la CIDH respecto de Milagro Sala, a la vez que advirtió que el organismo también avalaría “en parte la prisión preventiva” de la dirigente, ya que solo recomendó una “alternativa” para su alojamiento. Pero esto no es cierto. Ya que, como explicó el presidente de la CIDH, Francisco Eguiguren, en una entrevista publicada por Página12,el organismo sólo analizó las condiciones de Sala en la prisión. Y concluyó que eran riesgosas. Y si podía pronunciarse por la cuestión de fondo, porque no era su competencia, respaldó la resolución de la ONU que señala que la detención es arbitraria.