Referentes de toda la industria del cine se autoconvocaron este jueves a una asamblea en el histórico Gaumont, donde repudiaron el despido del presidente del INCAA, Alejandro Cacetta, y evaluaron las “acciones a seguir”.

Avelluto fue quien le solicitó la renuncia a Cacetta luego de que el programa televisivo Animales Sueltos difundiera un informe que mostraba “irregularidades” en su gestión. En el informe también se cuestionaba a Pablo Rovito, director de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC), designado por concurso.

En la asamblea de este jueves se manifestó la defensa de la Ley de Cine, que contempla “la autarquía del INCAA y la conformación del Fondo de Fomento Cinematográfico con recursos genuinos establecidos por esta misma Ley”.

Los representantes de la industria también reclamaron que el nuevo presidente del INCAA surja entre candidatos previamente consensuados por medio de “una asamblea representativa de toda la comunidad audiovisual”.

Paloma, consejera estudiantil de la ENERC, contó a LPO que cuando efectivamente el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, desplazó a Cacetta, comenzó a “correrse el rumor” de que el rector de ENERC (Rovito) también iba a ser forzado a dar “un paso al costado”.

Por eso, otro de los puntos incluidos en el comunicado final de la asamblea de este jueves fue “sostener la continuidad de Rovito como rector de la ENERC” y “que se mantenga la metodología vigente de designación de rector mediante concurso”.

También desde la organización del evento explicaron a este sitio que se decidió “ampliar la convocatoria” a todos los gremios de la industria e instituciones que quisieran participar. “Esto nos toca a todos los que formamos parte de la industria audiovisual. Sentimos que corremos peligro por lo que puede venir”, explicaron.

“Queremos saber qué pasará con el fondo de fomento. Así como sacaron un decreto para anular la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, podrían hacer lo mismo con el cine”, manifestaron.

Desde el INCAA, el delegado de ATE Nicolás Vetromile confirmó a LPO que el gremio también participará de la asamblea de hoy y aclaró que si bien arrancó como algo motorizado por alumnos de la ENERC, se fueron sumando desde distintos espacios porque es para “defender al cine en términos plurales y federales”.

Como contó LPO, con el despido de Cacetta el gobierno de Mauricio Macri logró enajenar el apoyo de uno de sus más encendidos defensores, el cineasta Juan José Campanella, quien salió furioso en las redes a defender la “honestidad” del ahora ex presidente del INCAA.

Campanella furioso con el despido de Cacetta: “Fue una horrible y torpe opereta”
El cineasta reunió a toda la industria para cuestionar la salida del titular del INCAA, fomentado Quintana y Avelluto.

El gobierno de Macri logró enajenar el apoyo de uno de sus más encendidos defensores y factótum de la movilización del 1ª, el cineasta Juan José Campanella, con el violento despido del presidente del INCAA, Alejandro Cacetta, a quien echaron del cargo en medio de acusaciones de corrupción.

“No hay UNA persona en la industria del cine, NI UNA, que tenga dudas sobre la honestidad de Alejandro Cacetta. Horrible y torpe opereta”, tuiteó Campanella furioso en la noche de este miércoles.

Pero Campanella no se quedó en el tuit. En pocas horas consiguió el respaldo de prácticamente todas las instituciones representativas de la industria del Cine, en respaldo del ex presidente de Patagonik Film.

En pocas horas Campanella consiguió el respaldo de prácticamente todas las cámaras y asociaciones del cine, que salieron en respaldo a Cacetta y no dudaron en cuestionar al ministro Avelluto.
El comunicado difundido por la Cámara Argentina de la Industria Cinematográfica (CAIC), que se envió a redacciones y se publicó en las redes sociales, le recuerda al Gobierno que “Cacetta llegó al cargo a partir de un consenso general de toda la Industria que postuló su nombre en una asamblea democrática en acuerdo con el Ministerio de Cultura de la Nación, un hecho sin precedente en la cultura nacional”. “Es por este motivo que el pedido de renuncia resulta sorpresivo y supone un cambio en el concepto de institucionalidad y transparencia que, desde el Ministerio de Cultura, se impuso oportunamente al momento de elegir a las autoridades del INCAA”, agrega el texto.

Y desliza la posibilidad que su salida, que terminó de empujar el vicejefe de Gabinete Mario Quintana, esconda un propósito de meterle mano y ajustar el presupuesto de 2.800 millones por año que maneja el Instituto.

“No descartamos que esta pueda ser una nueva embestida de sectores que consideran que el Cine Nacional es tan solo una “mercancía” más que no debe ser sostenido por el Estado, y buscan desactivar los mecanismos de su legítimo financiamiento”, señala en ese sentido el texto firmado por casi todas las cámaras y asociaciones del cine (ver recuadro).

Cacetta, Avelluto, Lombardi y Ricardes en la Casa Rosada.
La salida de Cacetta tiene en efecto toda la apariencia de ser producto de una feroz interna de palacio, más allá de que restará a la justicia probar si efectivamente permitió o fue cómplice de ilícitos.

Avelluto empujó personalmente su salida, confirmaron a LPO fuentes oficiales, y cuando no logró su salida le llevó los papeles con las denuncias a Quintana. El vicejefe convocó a Cacetta y lo confrontó con las denuncias, pero el ex Patagonik se negó a dejar el cargo.

Luego de eso el programa Animales Sueltos que conduce Alejandro Fantino, el periodista Eduardo Feiman difundió exactamente las mismas denuncias que habían mostrado a Cacetta y en el Gobierno no descartaban este miércoles que allegados al ministro de Cultura hayan motorizado su difusión pública. En la industria lo tomaron muy mal.

“Conocemos la integridad personal y profesional del Presidente del INCAA, y rechazamos las imputaciones de supuestas irregularidades o hechos de corrupción que, con absoluta liviandad y falta del rigor, fueron formuladas públicamente”, señalaron en el texto difundido por Campanella.

“Las labores de Alejandro Cacetta al frente del organismo incluyeron varios hitos que hoy son propiedad de todos: la puesta en marcha de la Cinemateca Nacional (CINAIN), el ambicioso plan de formación de público y generación de audiencias, llamado “Las escuelas van al cine”, la puesta en valor a los Espacios INCAA, INCAA TV y la plataforma ODEON, rebautizados hoy como CINE.AR. y el Plan de Fomento 2017 realizado con el aporte de todo el sector”, agrega el texto.

Para concluir: “La toma de decisiones sin consenso ni diálogo no hace mas que replicar las prácticas que necesitamos abolir de una vez y para siempre si lo que se busca como país es tener un proyecto de mediano y largo plazo, industrializado, económicamente sustentable y culturalmente desarrollado”, concluye el comunicado.

FUENTE:  La Politica Online