#Carta de Monseñor Agustín Radrizzani, Arzobispo de Mercedes – Luján, con motivo de la celebración del pasado sábado 20 en la Ciudad de Luján.

“Mercedes, 22 de octubre de 2018

De mi mayor consideración:

Con motivo de la celebración del sábado 20 en Luján:

Frente a los últimos comentarios, deseo aclarar que el Papa Francisco no ha tenido ninguna injerencia, la decisión de realizar la celebración de la misa en Luján fue absolutamente mía. No hubiese sido pertinente negarme al pedido que me hicieran hace 40 días ya que valoré como muy positiva la intención de rezar por la paz, el pan y el trabajo.

Mi propósito, expresado en la homilía, fue propiciar una súplica confiada a Dios para favorecer un clima de diálogo que nos ayude a superar las dificultades que sufren muchos argentinos.

Nunca tuve la intención de apoyar ni a un partido, ni a una ideología, ni a personas concretas.

Lo esencial para mí, en estos momentos históricos, es aprender a caminar juntos para superar la dolorosa brecha que vivimos en nuestra sociedad.

Mons. Agustín Radrizzani
Arzobispo de Mercedes-Luján”.