Los empleados de la Administración Pública Provincial y docentes tendrán un aumento salarial de 6.000 pesos; así lo anunció el gobernador Ricardo Quintela; el incremento se pagará a partir de julio, es decir, se cobrará en los primeros días de agosto y en el caso de los docentes la mejora será remunerativa y por cargo.
En relación a esto el ministro Martínez explicó que “este incremento es por fuera de lo acordado en la paritaria. En julio tendremos 6 mil pesos remunerativos no bonificables por cargo en el sistema educativo; es decir que si él o la docente tiene dos cargos cobrarán 12 mil pesos de aumento”. Con respecto a esto informo que “de los 13.919 docentes de la provincia, el 68 % tiene más de un cargo”.
Asimismo, aclaró que este aumento se suma a los ya acordados en el marco de la paritaria “tuvimos 5 mil pesos en junio que se cobró en julio, 6 mil pesos en julio que es lo propuesto hoy por el gobernador por fuera de la paritaria, 4 mil pesos para agosto -que se cobrarían en septiembre -y 6 mil para septiembre -a cobrarse en octubre”. Con todo esto dijo “entre enero y septiembre el sector docente recibirá 38 mil pesos de aumento por cargo, lo que significa un 60% de incremento salarial”.
Asimismo, el ministro detallo la evolución que tuvo el salario docente desde enero con los distintos aumentos otorgados al sector; “6.500 pesos en enero, 5.500 en febrero, 5.000 pesos genuinos y al básico entre marzo y abril, mayo el único mes donde no hubo aumento; pero si en junio 5.000 y en julio 6.000; eso sería 28.000 pesos por cargo más sumado a los 4.000 acordados para agosto y los 6.000 para septiembre; lo que nos da la suma de 38.000 pesos de incremento salarial hasta septiembre o sea el 60% de aumento”.
El titular de la cartera educativa aclaró que este aumento queda incorporado en la estructura salarial, “estos aumentos si son en blanco, remunerativos no bonificables significan que no van al básico, pero si tienen descuentos de ley”. En relación a esto Martínez resalto que durante la gestión del gobernador Quintela “el básico docente tuvo un salto cualitativo más del 100% de incremento; igualmente hay un compromiso del gobernador, y un trabajo paritario para que a partir de septiembre todos estos incrementos remunerativos no bonificables pasen a ser bonificables”.
También Ariel Martínez comentó que las negociaciones con los gremios del sector docente continúan, “antes del receso se sacaron los primeros cargos de desdoblamiento, se está trabajando sobre titularización en el nivel secundario y una nueva ley de JUETAENO”. “Este es un esfuerzo importante, una mirada integral de todos los trabajadores y esperamos que tengamos actividades normales, este aumento es un reconocimiento a los trabajadores de la educación, pero también un resguardo al derecho de la educación de todos nuestros estudiantes”.

El incremento salarial por cargo impactará de la siguiente forma: Un maestro de grado, jornada simple sin antigüedad -que recién se inicia- pasará a percibir en agosto $ 69.535; con 10 años de antigüedad $ 78.865 y con 24 años de antigüedad $ 91.926.
En el caso de un maestro de grado de jornada completa sin antigüedad percibirá en agosto $ 133.594, con 10 años de antigüedad $ 150.206 y con 24 años de antigüedad $ 173.465