La resolución de la Sala 1 de la Cámara Federal de Casación Penal, respecto del fallo del Tribunal Oral Federal de Tucumán en la causa Ledo, que condenaba al Mayor Sanguinetti a 14 años de prisión y absolvió, al entonces subteniente Milani, por la desaparición del soldado riojano Alberto Agapito Ledo, nos sorprende por el doble estándar en el tratamiento de la responsabilidad de Sanguinetti, que nos parece ajustada a derecho y a la realidad funcional de los hechos del Terrorismo de Estado, pero que difiere totalmente cuando ratifica la absolución de Milani, siendo que en toda la argumentación sobre Sanguinetti, fundada en la responsabilidad en toda la cadena jerárquica de quiénes integraban y eran un eslabón necesario en el plan sistemático, conocido como Terrorismo de Estado, se obvia a Milani, como si fuera un extraño, a pesar de su condición activa de oficial, al funcionamiento del aparato represivo criminal.

Así como reconocemos, el remedio que significa el haber hecho lugar, por la Cámara de Casación, al pedido de la querella y la Fiscalia sobre la participación directa y necesaria de Sanguinetti, y no secundaria, como contradictoriamente lo habia considerado y resuelto el Tribunal Oral Federal, lamentamos, que respecto del imputado César Milani, se haya dejado intacta la resolución absolutoria, que deja impune, en parte, el reclamo de Justicia por el que viene bregando la familia Ledo y, a la que seguiremos acompañando, hasta agotar los recursos que el Estado de Derecho permite y garantiza para que se haga justicia plena.

 

Delfor Brizuela

Secretario de DDHH de La Rioja