A raíz del punto de coparticipación que La Rioja perdió en 1988, todas las administraciones otorgaron desde entonces a la provincia una compensación a través de un envío extracoparticipable, aunque el objetivo de máximo es modificar la escala del reparto.

Sobre ese expediente había trabajado hasta hace poco, aunque sin éxito, el jefe del bloque de senadores peronistas, Miguel Pichetto, quien fue hasta La Rioja para apoyar la candidatura de Carlos Menem. Pero la derrota del PJ a manos de Julio Martínez puede haber influido en el desinterés de la Casa Rosada por atender el reclamo de manera formal.

Fuente: El Intransigente