La orden informativa 23168/2017 de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), organismo que conduce Gustavo Arribas, fue difundida en el mes de marzo, pero REALPOLITIK tuvo acceso exclusivo a él horas posteriores a la intervención telefónica del que fuera víctima la ex presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

Según trascendió, el pedido que exige “monitorear” a referentes políticos, sociales, estudiantiles, empresariales y religiosos salió directamente desde la secretaría de la Presidencia de la Nación AFI hacia las distintas delegaciones que este organismo de inteligencia posee en todo el país. Según informaron a este medio, en cada provincia hay una de ellas, mientras que la provincia de Buenos Aires posee cinco: La Plata, Mar del Plata, Bahía Blanca, Morón y Quilmes.

“Por orden reglamento del ministerio del Interior. A partir de la fecha, hay nuevas reglas de comunicación. Todas las llamadas se graban. Se graban todos los registros de llamadas telefónicas. WhatsApp es monitoreado, Twitter es monitoreado, Facebook es monitoreado. Todos los medios sociales y foros son monitoreados. A todas la personas y organizaciones del ámbito político, social, estudiantil, empresarial y religioso que ameriten la siguiente orden informativa. Informar a los mandos respectivos con sus dispositivos que están conectados a sistemas departamentales de esta Agencia”, exige el polémico parte sobre cuya veracidad el gobierno de Mauricio Macri debería dar explicaciones. (www.REALPOLITIK.com.ar)