https://www.youtube.com/watch?v=a5NLAhfxWu4

Alrededor de diez mil personas participaron de la movilización en las calles céntricas de Córdoba contra el proyecto de reforma de la Ley de Bosques, que se había presentado en la Legislatura a principios de diciembre. Luego de las distintas actividades realizadas tanto en capital como el interior de la provincia, los legisladores decidieron postergar el debate para el próximo año.

Una de las coberturas realizadas desde los medios masivos, que generó polémica, es la del locutor que trabaja en Cadena 3. En particular, la descripción realizada por el locutor Andrés Carpio, que desde las calles informó que en la marcha solo había 300 personas. Además, declaró al aire lo siguiente: “¿No escucharon a Cadena 3 estos 300 que crearon un caos en el tránsito vehícular y en la gente, que no saben a dónde tomar el ómnibus para volver a casa, que se va a tratar el año que viene la Ley de Bosques?”.

“¡Es increíble! Hoy protestaron por nada”, cerró el locutor de Cadena 3.
La Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo salió a repudiar las declaraciones de Carpio con el siguiente comunicado:

.
Repudiamos las vergonzosas declaraciones de Andres Carpio, “periodista” de Cadena 3, quien declaró al aire que solo éramos “300 manifestantes” (fuimos mas de 10.000), que solo generamos un “caos en el transito” (fue una expresión popular por los derechos de la naturaleza y de toda la sociedad), que “leímos un documento… y se produce la desconcentración” (realizamos un festival de más de 6 horas con Doña Jovita, Paola Bernal, Vivi Pozzebón, José Luis Aguirre y Raly Barrionuevo, entre otros), que solo llegamos “hasta la Legislatura… por la policía y las vallas” (el acto y festival siempre estuvo planteado y anunciado en la Plaza del Fundador), entre mucho otros comentarios, como mínimo, “desafortunados”.

Fue una marcha pacífica, un festejo de justicia, de organización, de comunión ciudadana, de expresión de la voluntad popular.
Todo esto le molesta mucho a la empresa Cadena 3, y seguramente a sus socios, inversores y accionistas.
Nos queda como sociedad elegir quiénes nos informan de nuestra realidad.

Finalmente, el comunicado cierra con las siguientes consignas: “Desinformar es un acto de cobardía y deshonestidad” y “La información no es mercancía, es la voz de los que trabajan por defender sus derechos”.

Fuente: Redacción ECOS Córdoba