El Secretario General de APROSLAR, Rolando Agüero,consideró que el 2016 fue un “año muy duro” y que “hubo una importante pérdida del poder adquisitivo”.

La situación socioeconómica del país no contribuyó a lograr las mejoras salariales por las que el gremio que agrupa a los profesionales de la salud luchó, pero Agüero hizo hincapié que se consiguieron algunos de los objetivos planteados y se mostró optimista de cara al 2017.

https://www.youtube.com/watch?v=UBYM2eKzKbg&feature=youtu.be