La condena social ya estaba dictada, Pedro Ortiz era culpable del horrendo crimen de Romina Ríos. Sólo faltaba que  la Justicia diera a conocer la sentencia y este viernes, en horas de la siesta el ex policía, fue condenado a prisión perpetua, tal como había solicitado la querella, la fiscalía y la sociedad en general.

Momentos después de escuchar la sentencia, Mary la madre de Romina rompió en llanto. Su hija ya no está para compartir con ella este Día de la Madre, pero finalmente puede descansar en paz. Se hizo Justicia

https://www.youtube.com/watch?v=XYvapfS9N80&feature=youtu.be