Familiares de víctimas de la represión ilegal en La Rioja presentaron una denuncia ante el Consejo de la Magistratura de la Nación contra Jaime Díaz Gavier y Julián Falcucci.

Querellantesen causas que se siguen contra el jefe del Ejército César Milani denunciaron ante el Consejo de la Magistratura de la Nación a dos integrantes del Tribunal Oral que absolvió recientemente al ex militar en el juicio de lesa humanidad que se le hizo en La Rioja, informaron hoy representantes de la querella. Se trata de una presentación que la semana pasada formularon ante el organismo, que designa y destituye a los jueces federales, Alfredo Olivera y Graciela Olivera contra los magistrados Jaime Díaz Gavier y Julián Falcucci, por «mal desempeño» durante el proceso oral que culminó el pasado 9 de agosto.

Alfredo Olivera es hijo de Pedro Olivera, y denunció que Milani cuando era subteniente lo secuestró y torturó a él y a su padre durante un operativo llevado a cabo en 1977 en la ciudad de La Rioja.

Por ese hecho, el general retirado que estuvo al frente del Ejército durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner fue juzgado y declarado inocente.

En tanto que Graciela Ledo es la hermana del soldado Alberto Ledo, desaparecido en Tucumán en 1976, y por este caso,Milani deberá responder en un juicio que próximamente se realizará en esa provincia.

Ambos denuncian que los dos magistrados mantuvieron reuniones con los defensores de Milani fuera del «ámbito de debate», y aseguran que «ello está demostrado en un registro audiovisual».

En la presentación se asegura que el imputado, mientras hacia uso de su derecho a declarar pretendió exhibir un video de Alfredo Olivera, lo que viola una acordada de la Corte Suprema de la Nación.

En la denuncia, se da cuenta que Díaz Gavier mantuvo un trato «amistoso» con los defensores de Milani, y que ello se verificó «cuando se realizó una inspección ocular al Regimiento 141».

Además, se da cuenta que la cuñada de Milani, Clara Wite, denunció en las redes sociales mientras trascurría el debate que el juez en cuestión conocía «desde hace años» al militar, y que «lo favorecía» en el juicio.

También se consigna que una de las representantes legales del ex jefe del Ejército, Mariana Barbitta, le acercó durante una de las jornadas del juicio dos paquetes a un empleado del Tribunal Oral Federal de La Rioja, que luego son entregados a Díaz Gavier.

Todo este episodio está registrado en un video, según consta en el texto que se presentó ante el Consejo de la Magistratura.

También afirman que los dos magistrados sindicados tuvieron «hostilidad» contra «los acusadores y víctimas» y recuerdan que la madre del soldado Ledo, Marcela Brizuela -una de las fundadoras de las Madres de Plaza de Mayo en La Rioja- resultó desalojada de la sala durante el debate.

Ese hecho se produjo cuando, en su declaración ante el Tribunal, Milani leyó una carta de respaldo por parte de la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y al escuchar su contenido Brizuela le gritó «traidora».

Para Olivera y Ledo, este hecho constituyó unas conducta «arbitraria y penosa» por parte de los magistrados para con la madre de una víctima de la última dictadura militar.

El juez Enrique Lilljedahl, el restante integrante del Tribunal Oral Federal de La Rioja no fue incluido en la denuncia, al entender que no tuvo un comportamiento irregular durante el juicio, según señalaron a Télam representantes de la querella de la familia Olivera.

Fuente: Clarin