Fuente: Clarín.com BrandStudio
Brand Studio para Coca-Cola

 

La start-up permite comprar desde el celular los productos de los pequeños y medianos comercios de los barrios, y recibirlos de manera inmediata y sin costo de envío.
Rápida. Segura. Y basada en el principio de economía colaborativa. Esas son las palabras que aparecen cuando se habla de Wabi, una plataforma digital que se acaba de lanzar en el país y que promete revolucionar el esquema comercial tradicional. Impulsada por Coca Cola Argentina, la start-up permite a las personas seleccionar y comprar desde el celular sus productos favoritos de diversos rubros y recibirlos de manera inmediata y sin costo de envío, además de obtener beneficios y promociones exclusivas.

El objetivo final de la plataforma que es operada por YopDEV (una incubadora de negocios digitales) es digitalizar a pequeños y medianos comercios, y tiendas, para que puedan llegar a través de un nuevo canal a los consumidores. De hecho, según cuentan desde adentro, uno de los propósitos principales de la plataforma es acompañar a los comerciantes a que puedan animarse a dar el salto tecnológico y recuperar o potenciar su lugar en el mercado.

Cómo funciona Wabi

El funcionamiento de la app es muy simple: primero el consumidor hace su pedido (hay disponibles productos de grandes empresas como Arcor, CCU, Coca-Cola, Grupo Peñaflor, Phillip Morris, P&G, SC Johnson, y prometen sumarse más compañías de primera línea). Luego Wabi se lo asigna a alguno de los almacenes cercanos a su domicilio.

Ellos lo preparan y lo llevan caminando, sin costo de envío, ni intermediarios y en un máximo de 15 minutos. En esta primera etapa, las transacciones se completan con dinero en efectivo, y próximamente se podrá operar a través de WabiPay, la billetera virtual integrada al amplio ecosistema de opciones que maneja la plataforma.

Una de las características que hace diferente a esta iniciativa es que está basada en el principio de economía colaborativa: si los comerciantes crecen, también se benefician las empresas de consumo masivo y por lo tanto también los consumidores.

“Wabi es la primera herramienta de comercio electrónico en beneficio de todos. Así como el usuario accede a una experiencia de compra innovadora y siempre al mejor precio, para los pequeños comerciantes significa animarse a dar el salto tecnológico y recuperar o potenciar su lugar en el mercado. En cuanto a las empresas de consumo masivo, alrededor de la tecnología disruptiva se genera una alianza que no tiene precedentes”, señaló Guido Grinbaum, CEO de YopDEV y uno de los fundadores de DeRemate.com, ZonaJobs, ZonaProp y DeMotores.

Dónde está disponible la start-up

La plataforma se opera por dispositivos móviles y estará disponible de manera progresiva en distintos puntos de la Argentina. En simultáneo, Wabi ya se está implementando en Brasil (Río de Janeiro y San Pablo), Colombia (Bogotá), República Dominicana (Santo Domingo) y México (México DF y Guadalajara). Próximamente, también llegará a la India, Chile y Perú. En la actualidad, más de 10 millones de personas (60% de ellas mujeres) trabajan en los 3 millones de pequeños comercios y tiendas que hay en América Latina. Un segmento que ha quedado relegado con relación al desarrollo digital y el comercio electrónico.

“En todo concepto, Wabi implica un impacto positivo para los consumidores y también en los pequeños y medianos comerciantes a través del desarrollo tecnológico. El proyecto incluye el propósito de capacitar a las personas que atienden las tiendas, en su gran mayoría mujeres. De esta manera contribuye con un impulso a la equidad de oportunidades y el desarrollo económico”, remarcó Esteban Socorro, Vicepresidente de Transformación Digital de Coca-Cola Cono Sur, y uno de los impulsores de esta iniciativa sin precedentes para la Compañía.

En cuanto a las aplicaciones disponibles, Wabi cuenta con una destinada a los comerciantes, otra para las empresas de consumo masivo y otra para los usuarios. La que apunta a los comerciantes busca que además de digitalizar su negocio, puedan llegar a más consumidores y contar con información relevante y herramientas para mejorar sus ventas y potenciar su desarrollo.

La que se enfoca en las empresas de consumo masivo fue creada para que puedan ofrecer su portafolio de productos de manera virtual y estar en contacto directo y permanente con clientes y consumidores, a la vez de obtener información relevante para potenciar su negocio. Y la de los usuarios está hecha para facilitar sus compras de todos los días y que puedan hacerlo de una manera cómoda, conveniente, segura y rápida.

La base de operaciones de la start-up involucra de manera directa a casi 200 profesionales especializados en tecnología, de distintas nacionalidades. Tuvo una inversión inicial aproximada de 10 millones de dólares y una proyección estimada para los próximos cuatro años de cien millones.