El SIDIUNLaR, gremio que conduce Franklin Reinoso, rechaza las declaraciones de la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal que al preguntarse “si es justo llenar la provincia de universidades públicas cuando todos sabemos que nadie que nace en la pobreza llega a la universidad” atentó en contra del derecho de todxs de tener acceso a la educación superior.
Las declaraciones de Vidal están a tono con la política del gobierno nacional que lleva adelante un ajuste presupuestario de la educación superior. Defendemos la universidad en su carácter público, gratuito y de calidad porque representa un lugar que genera condiciones de igualdad y de inclusión; y es un pilar en la construcción democrática de nuestro país. Las universidades representan además el desarrollo cultural, económico y político de los pueblos y un espacio para el ejercicio de los derechos de los trabajadores docentes.
En los 100 años de la reforma universitaria, no vamos a claudicar en defenderla y convocamos a los todos los que integran la comunidad universitaria a defenderla.

FIRMA CONTRA LAS DECLARACIONES DE VIDAL

Repudiamos el ataque de Vidal contra las universidades públicas

Los abajo firmantes, docentes, investigadores, no docentes y estudiantes universitarios y preuniversitarios repudiamos los dichos de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, en la conferencia pronunciada en el Rotary Club (30/05/2018) cuando preguntó a la audiencia si era “justo llenar la provincia de universidades públicas cuando todos sabemos que nadie que nace en la pobreza llega a la universidad».
Esta nefasta expresión de desprecio contra los sectores populares y contra las universidades públicas por parte de la gobernadora, no forma parte de un exabrupto, ni es un comentario aislado: es el discurso que encarnan los que acaban de recortar $3.000 millones del presupuesto de las universidades nacionales, los que pretenden imponer un recorte salarial a los docentes universitarios y preuniversitarios con el techo del 15%, los que buscan devaluar los títulos con la resolución 1254/18, recortando las actividades reservadas.
Los dichos de la gobernadora preparan el terreno para un recorte, aún mayor, del presupuesto universitario. Es el libreto de los que buscan imponer el ajuste fiscal de $200.000 millones que reclama el FMI. Lo que significará un golpe a la investigación científica y condenará eternamente al trabajo gratuito a miles de docentes ad honorem.
Los investigadores, docentes no docentes y estudiantes universitarios y preuniversitarios rechazamos este discurso y redoblamos esfuerzos en defensa de nuestros salarios y de la Universidad Pública.
Por todo esto, a 100 años de la reforma defendemos una universidad pública, laica, estatal, gratuita y científica al servicio de las mayorías populares
Sumá tu firma aquí: http://cor.to/repudioavidal