Hoy continúa el paro de 72 horas, con una altísima adhesión. Lo cual evidencia la convicción del personal y la conciencia de sus derechos. No es la misma conducta del Ministerio, que lejos de garantizar los derechos de los trabajadores, ejerce presión con acciones desleales. Vemos que se han cursados notas por orden del ministerio a los centros de salud para amenazar y amedrentar a los trabajadores de la salud y aminorar las medidas de fuerzas impulsadas por el gremio. Observamos también como la jefa de zona sanitaria III Sigrid Waidatt que con audios cargados de mentiras quieren asustar a los trabajadores de la salud, diciendo descaradamente que quienes hagan paro se les va a descontar el día, desconociendo o ignorando las leyes y la constitución nacional sobre el derecho de protestar de los trabajadores. Hoy a medio día en el hospital Vera Barros la dirección llama a una reunión obligatoria a los jefes de servicio. En esa reunión estuvieron presentes el secretario legal y técnico del ministerio; Roberto Menem, el secretario de salud Carlos Calvo, directores del HVB y los jefes de servicios. Los funcionarios ministeriales luego de hacer una mala reseña del conflicto de salud, con ciertas argumentaciones falsas, indicaron a los jefes de servicios que hagan listas o notifiquen que trabajadores están con medidas de fuerzas, violando sistemáticamente los derechos de huelga. EL gremio recorrió distintos servicios de los hospitales y centros de salud, constatando la masividad de la medida de fuerza y mañana seguiremos recorriendo centros de salud para estar en contacto con los trabajadores. Estamos organizando para la semana que viene una asamblea y movilización importante, con el apoyo de distintos sectores sociales y sindicales. Mañana se difundirá la acción, ampliando la información. LA GRAN PREGUNTA ES “POR QUÉ EL MINISTERIO NO TIENE LA CAPACIDAD DE RESOLVER ESTE CONFLICTO? . Estamos de pie a pesar de las presiones, convencidos de nuestro compromiso con la comunidad, de la injusticia que existe en el sistema de salud y de la falta de reconocimiento a los trabajadores de la salud. CON LAS BANDERAS EN ALTO SEGUIMOS EN LUCHA.

APROSLAR- FESPROSA LA LUCHA CONTINUA