El presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad (CUCICBA) afirmó que la situación actual del sector por la suba del dólar es un “torbellino”. Pero señaló que la situación va a pasar y que hay un récord en proyectos para la construcción

Los tomadores de créditos hipotecarios UVA están al tope entre las “víctimas” de la brusca subida del dólar de las últimas semanas y en algunos casos tuvieron que salir a pedir dinero prestado para que la operación no se caiga.

Así lo reveló el presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CUCICBA), Armando Pepe, quien calificó a la situación actual del inmobiliario como un “torbellino” y pidió un poco de “tranquilidad”, ya que cree que la situación mejorará.

“No hay nada que no haya aumentado. Los que tenían créditos UVA otorgados, propiedad ya seleccionada, escribanía designada por el banco y fecha para escrituración, se encuentran con que les falta dinero para concretar la operación”, indicó Pepe, quien agregó que completan la suma con dinero aportado por “FAMA”, en alusión a familiares y amigos.

De acuerdo con el empresario inmobiliario, quienes iban a comprar una propiedad de u$s150.000, pedían un crédito por u$s100.000 y ponían u$s50.000 de sus ahorros. Por lo tanto, el banco les otorgaba unos $1.773.000.

“Hoy, con esa plata no puede comprar los u$s100.000 para alcanzar el valor de la propiedad. Actualmente necesita $600.000 más, pero el banco no hace nada. Solo le da más plazo”, se quejó Pepe, quien afirmó que quienes están comprando propiedades eran porque cuentan con el total del monto en dólares ahorrado.

Te puede interesarCrédito hipotecario: debutan nuevas tasas UVA y el mercado inmobiliario teme que cuotas más altas alejen a la clase media
Con respecto a quienes ya hicieron una reserva en dólares, afirmó que deben pedir “que se la devuelvan en el caso de que se caiga por no poder alcanzar la suma necesaria para escriturar”.

“Es una cuestión moral. Si nos atenemos estrictamente a la ley, cuando el comprador no escritura, tiene que pagar la reserva. Pero en esta situación no corresponde”, destacó el presidente de CUCICBA.

Además, aseguró que hay gente que está tramitando un crédito personal para llegar a los nuevos valores, pero agregó que “ahora, con las tasas como están de elevadas, los créditos personales son también inviables”.

Finalmente, Pepe aseguró que en 2017 hubo récord de ventas y colocaciones de crédito en todo el país y señaló que, según el CPAU (Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo), “el año pasado en la Ciudad se aprobaron planos por un millón doscientos mil metros cuadrados de nuevas obras de mayores de 1.000 metros”.

“Eso significa una vez y media lo que está construido en Puerto Madero, como para tener una dimensión. Este año, en el primer cuatrimestre, se aprobaron 380 mil metros cuadrados de nuevas obras. Muestra que los desarrolladores y los constructores siguen apostando al ladrillo porque el crédito ha sido un gran apalancamiento. Algunos bancos además ya dan créditos a los desarrolladores para construir”, concluyó el empresario en una entrevista con Ámbito.com.

Fuente: .iprofesional.com