La Diputada Nacional por La Rioja del Frente de Todos, Hilda “Beba” Aguirre de Soria consideró como un hecho de gravedad institucional la asunción de Rosatti al frente del Consejo de la Magistratura. Bregó para que el Congreso pueda tener el plazo necesario para dar tratamiento al proyecto de ley, que tiene media sanción del Senado._

Ayer la Corte Suprema de Justicia de la Nación puso en vigencia el nuevo Consejo de la Magistratura encargado de seleccionar y controlar a los jueces, constituido por 20 miembros. Al frente del mismo asumió el también presidente de la Corte Horacio Rosatti.

Sobre esta situación, la legisladora del Frente de Todos la calificó como irracional, abusiva y un avasallamiento sin precedentes, toda vez que se ampararon en una ley derogada en el 2006 por una ley del Congreso y asumieron facultades legislativas que le están expresamente prohibidas al poder judicial. Asimismo, recordó que Rosatti es “el mismo que fue puesto en la Corte, mediante decreto por el ex presidente Mauricio Macri”.

El bloque del Frente de Todos emitió ayer un comunicado reflejando la gravedad institucional que el Presidente de la Corte asuma en el Consejo de la Magistratura y a la vez, le solicitó un plazo de 90 días para que el Congreso pueda dar cumplimiento al trámite parlamentario del proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura que tiene media sanción del Senado.

 

 

 

En este sentido, la diputada Hilda Aguirre manifestó que “la Corte tuvo 1577 días para estudiar el expediente, es absolutamente necesario que nosotros podamos contar con un plazo razonable”.

 

Por último, expresó la imperiosa necesidad de trabajar en la reforma judicial. “personalmente opino que es imprescindible y urgente avanzar en el proyecto de reforma judicial, federal, democrática y con perspectiva de género”.