El secretario General, Heber Sirerol y el concejal Oscar Luna, se presentaron espontáneamente ante la fiscalía a raíz de la denuncia presentada por los dueños de la empresa San Francisco, los hermanos Igualada.  Tanto el funcionario como el edil querellarán a los empresarios sanjuaninos quienes la semana pasada habían denunciado a todos los concejales y horas más tardes se retractó.El secretario municipal y el concejal paredista fueron denunciados por los dueños de la firma San Francisco de pedir $250 mil para aprobar un aumento al boleto de colectivo.

El pasado viernes se conoció una denuncia,  a través de medios de prensa sanjuaninos, por parte de Juan Cruz Igualada, uno de los propietarios de la empresa San Francisco, donde indicó que fue presionado para que paguen 250 mil pesos para poder habilitar el aumento de colectivo en el Concejo Deliberante.

Tanto Siderol como Luna  querellarán a los empresarios sanjuaninos, sostienen que  no hay pruebas y que todo se trata de una “operación” política.