Un dato que preocupa, y que no se dio a conocer, quizás para no alterar las estadísticas positivas, o tal vez porque a las autoridades sólo le importe mantener la “buena imagen”, pero una joven riojana murió luego de dar a luz por un cuadro de sepsis severa.

El deceso de la joven madre se registró el 23 de diciembre a la madrugada en el Hospital de la Madre y el Niño, después de permanecer internada 13 días, derivada de una maternidad privada, donde había dado a luz  a 2 prematuros que fallecieron al nacer.

Tania Isabel Humberes de 25 años, oriunda de Guandacol, había sido intervenida quirúrgicamente 4 veces a raíz de una sepsis severa, que llevó a la extirpación del útero.

La sepsis puerperal es un proceso infeccioso septicémico grave que afecta a todo el organismo y que desencadena una respuesta inflamatoria general, y se da en contexto del puerperio de una mujer, es decir, después de un parto, una cesárea o también después de un aborto. Es habitualmente causado por gérmenes que infectan el tracto genitourinario durante la expulsión del feto u ovocito. Esta infección está asociada a  falta de higiene tanto de los elementos utilizados como del personal que asiste en el parto.

Con la de Tania es la 3° muerte materna que se produce en el año, elevando así la tasa de mortalidad materna, que en 2016 era del 4,9 x1000.