La dirigente de la Tupac Amaru cumple 301 días encarcelada y apuntó al gobernador Morales: “está obsesionado”, dijo en una entrevista con  Victor Hugo y Darío Villarruel

La líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, sigue presa del régimen de Gerardo Morales y desde su celda afirmó que “es muy fuerte la intimidación que hay” en la provincia de Jujuy, donde, según denunció, que están “apretando a los compañeros a que denuncien en contra mío para dejarlos en libertad”.

La dirigente social, encarcelada hace 301 días bajo el argumento de haber cortado el tránsito para una manifestación de protesta, puntualizó: “El gobernador Gerardo Morales está obsesionado con nuestra organización”.

En una entrevista con Radio 10, Sala aseveró que a los militantes detenidos “les piden que denuncien en mi contra para que nos los apreten. Acá es constante que se pinchen teléfonos, se persiga. Es una dictadura”.

Fuente: DiarioK