A partir de un Estado presente, uno de los desafíos de la gestión que encabeza el gobernador Ricardo Quintela, entre otros, es el de garantizar el derecho de la ciudadanía a tener acceso a la información pública, en un marco democrático, federal y pluralista.

En este plano, donde se busca garantizar derechos desde la comunicación en tiempos de globalización, no se pierde de vista el proceso de transformación desde la comunicación, enlazada a la política pública y adaptándose a la situación política, económica, social, cultural y sanitaria. El lenguaje inclusivo presente desde los funcionarios de gobierno es otra forma de acompañar los cambios culturales y sociales.
La nueva visión en la materia fue abordada por Gabriela Nieto, funcionaria que depende de la Secretaría de Comunicación y Planificación Pública, que encabeza la licenciada Luz Santángelo Carrizo.
“Desde la Secretaría, como un área de planificación transversal al resto de las áreas, se constituyó en esta gestión de gobierno como el punto focal provincial en materia de planificación, por esta razón, desde esta Secretaría se debe hacer un trabajo coordinado no solo con las áreas de gobierno, sino además con organizaciones sociales”, explicó Gabriela Nieto y remarcó que “ahora la idea es coordinar acciones con el sector privado y los tres poderes del Estado, la manera de hacer realidad la agenda y sus objetivos”.
“Una cuestión que siempre nos planteó la secretaria de Comunicación y Planificación Pública, Luz Santángelo Carrizo, fue pensar la comunicación como una cosa pública, como parte de la construcción de la política pública y como política pública”, comentó.
De tal manera que “en función de eso hemos ido pensando la organización de acciones que constantemente se van organizando y planificando, ya que no es algo estático que se creó el 10 de diciembre de 2019, sino que se va aggiornando y transformando en función de cómo van cambiando los escenarios”, destacó.
Puso de manifiesto que “esto también es un desafío porque es parte de la dinámica, de pensar a la comunicación enlazada a la política pública. No es algo que está fijo sino que se va acomodando a la situación política, social, cultural y sanitaria”.
“La comunicación es política. Todo lo que haga a la transformación cultural va a pasar por lo que es la comunicación, la forma de comunicar, los discursos, que se van a traducir en palabras”, indicó Nieto.
“Esas transformaciones, muchas de ellas culturales, pasan por una planificación que se hace. Una transformación cultural no es algo que sucede de un día para otro sino que es un proceso que lleva tiempo, en el cual la comunicación juega un rol importante”, expuso.
“Pero planificar cómo ese proceso de transformación cultural se va a ir dando es parte de las competencias que tiene esta Secretaría. Por eso planificar como un proceso que ha sido para algunos sectores más resistido como fue la resignificación de la chaya, fue de alguna manera un punto de referencia para empezar a hablar de las perspectiva de género o de la igualdad de género como una política pública que debe ser transversal en todos los Ministerios y todas las áreas de gobierno”, aclaró.
“Ocurrió así con muchas cuestiones estructurales. Desde aquí se trabajan muchos temas que no son mera coyuntura, ya que hay cuestiones que subyacen en la sociedad, que están latentes, que nos cuesta surgir. Desde aquí se le va dando ese empujón a ese proceso, a esa transformación”, añadió .
A título de referencia, Nieto recordó lo que pasó con el Día de la Memoria. “El acto se hizo en la Residencia, junto con el gobernador conduciendo ese acto y acompañado por todas y todos los compañeros que sufrieron ese proceso, compartiendo además aquellos que están tomando la posta para que cuestiones como esas no vuelvan a suceder, no es menor, habla de un compromiso y de una comunicación que también pasa por lo simbólico”.
“Todos estos procesos son de transformación cultural. Deben ser planificados y deben tener a la comunicación como su mejor aliada”, afirmó.
En lo que hace a la Agenda 2030 de Objetivos de Desarrollo Sostenible, Nieto señaló que “es una agenda internacional, una forma de ordenamiento que planteó la Organización de las Naciones Unidas, que adhirió la República Argentina y desde La Rioja acompañamos en este proceso de facilitar y colaborar”.
“Es decir, cómo hacer desde cada territorio para colaborar con esos objetivos que se marcaron desde una agenda internacional”, planteó.
“Creemos que es una agenda ordenadora y que es necesario poner en valor las acciones territoriales e institucionales que se realizan en nuestra provincia. Esta agenda le daría jerarquía a cada una de estas acciones”, opinó.
“La idea es también poder enriquecerla, ya que si bien los objetivos están definidos; la creatividad, la diversidad, lo que puede surgir de cada acción territorial e institucional va a enriquecer la agenda. Es ahí donde también tiene que haber una dialéctica internacional, nacional o local para pensar en Objetivos de Desarrollo Sostenible en función de experiencias situadas”, dijo Nieto.
La funcionaria recordó que desde la Secretaría de Comunicación y Planificación Pública “surgió la iniciativa en abril, de realizar el Tinkunaco de Ideas, un trabajo que cuenta con 27 textos escritos por 40 autoras y autores de las ciencias sociales de La Rioja, en su mayoría jóvenes que abarcan temáticas diversas dentro del contexto de pandemia y post pandemia”.