El presidente Fernández dijo que se trató de “un problema inesperado”. La queja de los gobernadores.

Una nueva versión del Grupo A apareció en la Cámara de Diputados y dejó al Gobierno nacional sin ley de Presupuesto 2022. Obligado, el Presidente recurrirá, tal como lo anticipó el ministro de Economía, Martín Guzmán, a extender el de este año a través de un DNU. La Casa Rosada se limitió a expresarse a través de un tuit presidencial donde reconoció que se trataba de un “problema inesperado” y aseguró que lo ocurrido no detiene en nada las negociaciones con el FMI.

En todo caso, las expresiones de rechazo a la actitud asumida por la oposición, donde es mayoría Juntos por el Cambio, quedó en manos de ministros como Martín Guzmán que dijo que la conducta opositora “lastima” al país, “afecta” las negociaciones con el Fondo, pero advirtió que “ya estamos trabajando para menguar el daño”. Otros, entre ellos gobernadores, fueron más allá y calificaron lo sucedido como un “hecho desestabilizante”.

 

El rechazo al presupuesto es inédito

 

El rechazo al proyecto de Presupuesto es algo totalmente inédito. Nunca en 38 años se había votado en contra. Incluso hay diferencias con lo que había sucedido en 2010, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, porque en esa oportunidad la oposición impidió –por falta de quórum– que se realice la sesión donde debía tratarse el Presupuesto 2011.

Alberto Fernández reconoció que esta situación fue parte de la charla que mantuvo con la titular del FMI, Kristalina Georgieva: “Ambos reconocimos el problema inesperado del rechazo del Presupuesto, pero nos comprometimos a seguir trabajando plenamente enfocados en materializar un acuerdo que no comprometa la continuidad de la recuperación económica inclusiva”, aseguró.

El pretexto opositor

 

“La oposición estaba buscando un pretexto para provocar esta situación”, se escuchó decir a colaboradores del ministro de Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. Incluso señalaron, en línea con lo que había dicho en el recinto Máximo Kirchner, que la pelea entre los opositores pasa por quien se muestra como el más combativo “pero son irresponsables a la hora de respetar la institucionalidad del país”, afirmaron.

Entre los opositores hubo quienes consideran que la derrota en Diputados alimentará las diferencias entre los sectores que responden al Presidente y el que lidera la vicepresidenta Cristina Kirchner. Sin embargo, el anuncio de la presencia de Alberto Fernández en el acto de asunción de Máximo Kichner como presidente del PJ bonaerense, es una señal de cercanía que en la Rosada buscan potenciar.

En todo caso, en la Casa de Gobierno se preocupan en destacar que el camino elegido por la oposición es al menos “inconveniente” y contrario a los intereses que discursivamente dicen defender. De todas formas, las expresiones de malestar corrieron por cuenta del ministro Guzmán.

 

Guzmán aseguró que “nos debilita ante el mundo”

 

El jefe de la cartera económica publicó una serie de tuits donde hizo las veces de vocero del Gobierno. En la misma línea que se expresó Kirchner, el ministro Guzmán dijo que en la oposición “están compitiendo a ver quién es más opositor”. Luego reconoció que “nos debilita como Estado Nación dentro de la Argentina y ante el mundo. Y eso nos lastima”.

Guzmán fue más allá y aseguró que “voltear” el Presupuesto –como había anticipado dos días antes el diputado radical Martín Tetáz– “afecta las negociaciones” con el FMI “para refinanciar la deuda absurda y dañina de 44.000 millones de dólares” que tomó el gobierno de Mauricio Macri.

 

“Una actitud destituyente”

 

Más duro fue el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela que durante una entrevista radial aseguró que la actitud asumida por la oposición “tendenciosa, destituyente hasta si se quiere un intento de Golpe de Estado. ¿Quiénes lo hacen? Lo que fundieron y destruyeron al país”

En tanto, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof lamentó que la oposición repita lo realizado en 2010 al caer en “la irresponsabilidad de privar al país de presupuesto. Usan el certero discurso de nuestro Jefe de bloque, Máximo Kirchner, como excusa. Se dan por ofendidos pero, como dice el dicho, ‘la verdad duele pero no ofende’”.

Por último, el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, indicó que “la actitud de la oposición ha sido irresponsable porque dejar a un gobierno elegido por la voluntad popular sin la herramienta de planificación financiera para la asignación de los recursos del Estado, constituye poco menos que una irresponsabilidad de carácter institucional”.