El viernes por la noche un inusual fenómeno golpeó a Famatina. Durante 15 minutos una pedrea azotó la región y destrozó las plantaciones de uva, tomate, manzanas, peras y nuez. Provocó, además, destrozos en viviendas y caminos. Inmediatamente se constituyó en el lugar el Comité de Crisis de la Provincia que evaluó las pérdidas de los productores, las que alcanzaron el 100%. En la mayoría de los casos la producción estaba a días de ser cosechada y ahora se analiza la situación de las plantas para evaluar en que condiciones están para próximas cosechas. El Gobierno Provincial decretó la Emergencia Agropecuaria para la zona.

EMERGENCIA AGROPECUARIA

El Gobierno riojano dispuso la emergencia y desastre agropecuaria en la zona del departamento Famatina afectada por una fuerte pedrea de la noche del viernes.

Se pondrán a disposición las herramientas financieras y recursos, para el acompañamiento a los productores que sufrieron graves pérdidas en su producción.

Este lunes se enviarán los químicos y equipamiento necesarios para fumigar y salvar las plantas para las próximas cosechas. El Gobierno riojano gestionará de inmediato ante la Nación él acompañamiento que prevé para este tipo de situaciones la Ley de Emergencia.

SALVAR LAS PLANTAS

El ministro de Producción y Desarrollo Local, Fernando Rejal, destacó que “estamos trabajando en el marco de los lineamientos e instrucciones que nos dio el gobernador Sergio Casas” y recordó que días atrás se entregaron diversas maquinarias al municipio por el desarrollo del clúster nogalero, gestionadas por la provincia, en un acto que contó también con autoridades municipales y de Cambiemos.

Adelantó que desde el lunes se trabajará con agroquímicos para salvar las plantas de nogal, mientras de forma paralela se avanzará en lo que respecta a conseguir la declaración de emergencia para que los productores puedan acceder a las ayudas económicas.

Rejal informó que en la zona del departamento Famatina que cayó el granizo, la pérdida en los cultivos es prácticamente total, casi del cien por ciento. Se trata de una superficie aproximada de 130 hectáreas que afecta las zonas rurales de El Jumeal, la Banda, La Boca, Chucuma, la Piedra, Barrio de Galli, y zona cercana.

El funcionario expresó que “nunca hicimos cualquier tipo de distinción hacia el municipio por situaciones políticas, al contrario, queremos trabajar en forma conjunta, creemos que esa es la manera y es la gente la que hace evaluaciones de gestiones, pero respetamos la institucionalidad de cada orden”.

Rejal indicó que el trabajo de relevamiento de los daños llevará varios días, pero debe hacerse de manera organizada, con la firma de los productores, lo prioritario hoy es salvar las plantas para las próximas cosechas y eso es algo que comenzará el lunes, acordado con los técnicos. Luego se trabajará por los daños para activar el mecanismo de emergencia y los productores puedan ser asistidos económicamente”.

“En estos cultivos estacionales de corto plazo ya se perdió la producción de forma total como el caso del tomate, porque aunque la fruta no se haya dañado, si lo está la planta, el tomate se va a podrir, no termina de madurar”, explicó el funcionario y acotó que “también visitamos otras plantaciones, como manzanas, peras, y otros cultivos, que han sufrido grandes daños, pero les llevamos tranquilidad, desde la provincia y el municipio vamos a trabajar para ellos, sin colores políticos, para lo que necesitamos el aporte de todos y mucho más en momentos como estos”.

 

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 22 23 24 25 26 27 29 30 31 32 33