Un grupo de vecinos y miembros de la Asamblea Jáchal No Se Toca llegaron a Capital sanjuanina tras una marcha que se inició  el domingo. La movilización terminó en Casa de Gobierno.

En horas tempranas de este lunes, un grupo conformado por aproximadamente 150 personas, entre los que se encuentran vecinos y asambleístas de los departamentos Jáchal e Iglesia, llegaron hasta la Capital y marcharon hacia Casa de Gobierno para reclamar por el incidente ocurrido en la mina Veladero.

Los asambleístas levantaron sus carteles y elevaron la voz para decir “El agua vale más que el oro” y “Fuera Barrick”. Así, de acuerdo a lo manifestado, exigieron por el “cierre, remediación y prohibición de la actividad minera” en la provincia.

“Hemos llegado muy cansados, muy cansados, adoloridos, pero agradecemos a todo el pueblo que colaboró para que lleguemos acá. Se ha entregado la exigencia al gobernador y es para que escuche el pueblo de San Juan el mensaje, de esta forma visibilizamos nuestra lucha. Acá se ha sumado mucha gente pero siempre estamos recibiendo el apoyo de todos ellos.Cuando finalicemos nos volvemos”, dijo Marcela Alonso, vecina y cabeza de los manifestantes de Jáchal.

Por otro lado, un vecino miembro de la asamblea señaló: “Le pedimos al señor gobernador que nos escuche, que no piense que somos violentos, cuando fue allá nos dijo que eramos unos revoltosos, queremos vivir en paz, queremos que se vaya la minera y volver a ser lo que éramos”.

 

La columna de manifestantes pasó por distintos puntos donde más agrupaciones de San Juan se sumaron a la causa. Luego de llegar hasta la plaza 25 de Mayo, la movilización se trasladó hasta la sede de Tribunales, y de ahí partieron hasta la Legislatura provincial. A continuación, y luego de un parate, comenzaron a marchar hasta la Casa de Gobierno para manifestarse y hacer entrega de un petitorio al gobernador Sergio Uñac. De camino, la manifestación pasó por la puerta de la Facultad de Ingeniería, donde dedicaron comentarios y cánticos dirigidos a las carreras de minería que se dictan en la alta casa de estudios. “No se vendan, protejan a su pueblo. No se comprometan con las multinacionales”, decían por el móvil parlante.

Cuando llegaron a casa de gobierno, la columna se detuvo frente a las puertas que dan por calle Paula Albarracín de Sarmiento, y mencionaron las adhesiones y brindaron testimonios sobre la vida que se lleva en el departamento del norte.

Dicho petitorio demanda el cierre inmediato de la mina Veladero a raíz de los incidentes que tuvo el emprendimiento en el último tiempo. Además, señalaron a viva voz algunas autoridades de gobierno (gestión Gioja y gestión Uñac) que estarían implicados en el incidente a partir de la toma de decisiones. La segunda bomba fue contra los medios de comunicación “hegemónicos”, sobre todo por los comentarios generados por un canal de televisión local. Por otro lado, criticaron duramente al ministro Bergman (nación) por criticar el derrame cuando es “el principal exponente en contra de la ley de glaciares”.

“Es vergonzoso lo que pasa en Jáchal e Iglesia, escuchenos, entiendanos, no nos cansaremos, vamos a quejarnos lo que necesitemos”, señaló Lucero, encargada de leer las peticiones de la manifestación.

 

Una vez leídas las demandas, la congregación de asambleas, agrupaciones y organismos entregaron el petitorio en mesa de entrada de Casa de Gobierno. Bajo la premisa de “no hablar”, los representantes volvieron inmediatamente a la concentración. Este es el momento en el que asambleistas terminaron de entregar el petitorio.

Cabe recordar que la caravana partió desde Jáchal este pasado domingo a las 7 de la mañana. La jornada finalizó con la lectura y entrega del petitorio, por lo que culminada la marcha, la columna volvió al departamento jachallero. Otra vez la asamblea estuvo frente al gobierno provincial, como lo estuvo durante la visita de Uñac que finalizó con agresiones. Esta vez no pasó a mayores.

Fuente: Diario Huarpe