La Corte Suprema de Justicia de la Nación respondió este martes a los reclamos del juez federal de dolores, Alejo Ramos Padilla, y le otorgó un auto y fondos para contratar a dos personas que ayuden a la instrucción causa de alto impacto, que investiga por presunto espionaje ilegal de una “organización paraestatal de inteligencia” de la que participaría el espía y falso abogado Marcelo D’Alessio.

En la acordada de este martes, Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti coincidieron en aprobar el pedido del magistrado, un día después de que el Gobierno nacional presentara su el pedido de remoción contra Ramos Padilla a través de su representante en el Consejo de la Magistratura, Juan Bautista Mahiques. Según su denuncia, el juez tuvo un “mal desempeño” por exponer en el Congreso detalles de la causa que está en proceso de investigación.

El máximo tribunal resolvió de esta manera darle un Chevrolet Cruze que fue embargado de forma preventiva en la causa N° 15.814/2018 y que el juez Sebastián Casanello determinó que “está en condiciones de ser afectado provisoriamente al tribunal”. A su vez, se autorizó la contratación de un secretario de Juzgado y un Jefe de despacho para que se sumen al equipo de trabajo del magistrado. El Gobierno presentó formalmente la denuncia contra el juez Ramos Padilla Ramos Padilla había reclamado recursos a la Justicia para seguir con la investigación en su exposición del miércoles pasado en el Congreso, ante la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados, en la que brindó detalles del caso.