Home

La AMP, como sindicato afiliado a la Federación Sindical Mundial, fue invitada a participar del 18° Congreso Internacional de este organismo, que se realizará en Roma, Italia, del 6 al 8 de mayo 2022.
Con la presencia de la Secretaria Gremial del sindicato, Profesora Beatriz Martínez, la AMP estará presente en el encuentro que se desarrolla en un momento trágico de la historia moderna, de pandemia del Covid-19 y de la guerra entre Rusia y Ucrania, esta última alentada y usada como cabecera de playa de la política guerrerista de los EE.UU. de Norteamérica y la OTAN que pone en riesgo una confrontación global y en peligro la existencia de la humanidad, que los trabajadores del mundo tendrán en este congreso como el escenario más firme y altisonante contra la guerra, por la paz y la amistad de los pueblos.
La Federación Sindical Mundial (FSM) fue fundada en París el 3 de octubre de 1945. En el Primer Congreso de la Federación Sindical Mundial (París, 3-8 de octubre de 1945), se votó la fundación de la FSM y a él asistieron delegados en representación de 67 millones de trabajadores miembros de 56 organizaciones nacionales de 55 países y 20 organizaciones internacionales. El Primer Congreso de la Federación Sindical Mundial fue precedido por la Conferencia de la Federación Sindical Mundial que se celebró en Londres del 6 al 17 de febrero de 1945.
La FSM sigue un nuevo curso moderno y luchador con 65 años de historia, busca corresponder las necesidades actuales y futuras, construyendo presente abriendo alas al futuro. Sus valores y principios básicos se encuentran en las palabras clave: análisis, acción, unidad, lucha, democracia, solidaridad, independencia, coordinación; Análisis de la realidad actual y acción por las reivindicaciones de la Clase Obrera; Lucha por los derechos de los trabajadores; Unidad de todos los trabajadores ante los monopolios y los imperialistas; Por la paz y el progreso; Solidaridad con el pueblo que sufre las amenazas y los ataques de los EE.UU. y de sus aliados; Todos los pueblos deben tener derecho a la autodeterminación; Derecho a la educación y a la formación, a la sanidad gratuita para todos los niños de la clase obrera sin discriminaciones y barreras de clase; Igualdad de derechos para hombres y mujeres; Crítica, autocrítica, colectivismo, derechos democráticos y sindicales; Trámites transparentes; Independencia de las Organizaciones Internacionales de la esclavitud de los EE.UU.; Independencia de las Organizaciones Sindicales del capital; Coordinación de todos los sindicatos militantes, cualesquiera que sean sus diferencias, para repeler el ataque del capital contra la seguridad social, el trabajo estable y a tiempo completo, las privatizaciones, la polución medioambiental, la calidad de vida; La confianza en el papel de los trabajadores por un mundo libre de guerras, pobreza, prostitución infantil y explotación.