Los jueces Marcelo López Alfonsín, Nieves Macchiavelli y Laura Perugini hicieron lugar al amparo presentado por dos ONG´s ligadas al macrismo. Antes habían rechazado la recusación de Macchiavelli, hermana del secretario de Ambiente de Caba. Críticas del gobierno nacional por fórum shopping.

La Sala IV de Cámara de Apelaciones de la Ciudad de Buenos Aires dictaminó a favor de mantener las clases presenciales en las escuelas porteñas. Lo hizo ante un recurso de amparo presentado por dos ONG afines al gobierno porteño, quienes solicitaron la nulidad de las medidas decretadas por el Gobierno nacional con el objetivo de frenar el aumento exponencial de contagios, que tiene a CABA como uno de los epicentros de la segunda ola de casos. Ante el interrogante sobre la vuelta a las aulas, varios gremios docentes aclararon que no irán a la escuela y seguirán con clases virtuales, tal como lo determinó el DNU firmado Alberto Fernández.

Los jueces ordenaron al Gobierno de la Ciudad “que en el marco de su autonomía y competencias propias disponga la continuidad de la presencialidad de las clases”, según el fallo al que tuvo acceso Página/12.
El fallo de la “sala amarilla” de Apelaciones porteña se caía de maduro. Horas después de que la jueza Romina Tesone explicó que, como la Ciudad ya había recurrido a la Corte, se debe esperar la resolución del Máximo Tribunal, los camaristas Marcelo López Alfonsín, Nieves Macchiavelli y Laura Perugini decidieron pedir la opinión del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, dirigido por el macrista Juan Mahiques, quien fuera denunciado por aprietes a la jueza Ana María Figueroa. Luego, con la firma de la fiscal Karina Cichero se dictaminó a favor del pedido de las dos organizaciones no gubernamentales para mantener las clases presenciales, al “disponer la continuidad de la educación presencial en los establecimientos educativos de la CABA a partir del próximo 19 de abril”.

También se inducía el fallo de la Sala IV de Apelaciones cuando los jueces de esa misma cámara rechazaron la recusación de Nieves Macchiavelli dispuesta por un grupo de padres. La magistrada no solo es hermana de Eduardo Macchiavelli , secretario de Ambiente de la Ciudad, sino también que fue funcionaria del Pro.
Las críticas del oficialismo no tardaron en llegar. La legisladora Claudia Neira expuso la estrategia de fórum shopping para que sea la “sala amarilla” la que decida el amparo de las dos ONG´s ligadas al macrismo. “Varios amaparistas ‘aparecieron’ entre ayer y hoy para intentar cambiar la resolución de la Jueza Tesone en cuanto a que la Justicia de CABA no es competente sobre el DNU que suspende la presencialidad de las Clases en el AMBA”, dijo la legisladora en su cuenta de Twitter. Y añadió: “Ahora resulta que la Fiscal de Cámara Cicero (que sólo debería opinar sobre la competencia entre el Juzgado Nro 1 y el de turno) le pide a la Sala IV que aplique un “per saltum” y resuelva la medida cautelar ¡Forum Shopping al palo!”. El presidente Alberto Fernández retuiteó los mensajes.

Por su parte, Eugenio Zaffaronni, ex juez de la Corte Suprema indicó que “la cuestión ante la Corte Suprema, el Gobierno Federal tiene que intervenir”. “No se trata de un problema reducido a una provincia, sino que se trata de una provincia urbana y de la Provincia de Buenos Aires donde circulan todos los días millones de personas. Si la medida fuese absolutamente irracional, la Corte Suprema debe pararla”, expuso en una entrevista con Radio10.

El Ministerio de Salud hizo una presentación ante la Sala de Apelaciones porteña, en el cual que falló a favor de no suspender las clases persenciales, al plantear que es necesario tener “una presencialidad cuidada”. “No alcanza con las medidas individuales en instituciones educativas, sino que es necesario implementar medidas colectivas para impactar en la transmisión comunitaria”, expusieron en el escrito.  Al cierre de esta nota se debatía en el Gobierno nacional si presentar un recurso ante la Camára de Apelaciones Federal.

Docentes no irán a clases

Conocido el fallo, desde el gremio docente UTE aclararon a este diario que no volverán a las aulas y respetarán las medidas diseñadas por el Gobierno nacional. “Volvemos a reafirmar que la suspensión temporal de clases presenciales es una medida necesaria e imprescindible para bajar los niveles de circulación del virus y no tener que lamentar más muertes evitables”, indicaron en un comunicado. Luego, confirmaron un paro para este lunes 19 de abril, al cual se sumó la Asociación Docente de Enseñanza Media y Superior (Ademys). El gremio de Docentes Privado de la Ciudad había anticipado, un día atrás, que denunciaría a aquellos establecimientos que obliguen a los maestros a concurrir a clase.
En CABA, por caso, la comunidad educativo sigue de luto. Es que este domingo se conoció la muerte, por coronavirus, Marcelo Becker, quien se desempeñaba como docente en la Escuela Técnica N° 35 de la Ciudad de Buenos Aires. “Desde UTE lamentamos la perdida de docentes en ejercicio de la cátedra y cumpliendo con la presencialidad obligada por el Ministerio de Educación de la Ciudad y abrazamos a toda su familia, amigos y compañeros”, expresaron en el documento.

Por su parte, horas antes de que se conociera el fallo de la Cámara de Apelaciones, desde el Pro convocaron a los padres a realizar un abrazo en las escuelas. La cita fue difundida vía Whatsapp, en el que pidieron que se lleven banderas y “consignas a favor de la presencialidad”.