El ministro de Seguridad, Justicia y Derechos Humanos, Miguel Zárate, dio declaraciones sobre como se llevarán a cabo los operativos de seguridad durante el festival que tendrá lugar desde el 10 al 14 de febrero.

 

En este sentido, dijo que “habrá 600 efectivos de las fuerzas de seguridad afectados a la seguridad interna y externa, a lo que se sumará 500 personas del COE para colaborar en la prevención y control durante el desarrollo del evento”.

 

“Hemos implementado anillos de seguridad que se van a extender un poco más de lo normal. Vamos a tener mas presencia policial con el objeto de llevar tranquilidad a los vecinos y controlar el orden en el despeje al finalizar el espectáculo”.

 

Con respecto al control de alcoholemia en vehículos, expresó que “los operativos se realizarán en principio de forma preventiva, pero en términos generales, vamos a ser estrictos en este aspecto. Existe un DNU que estableció la emergencia vial el cual dispone la Tolerancia Cero de alcohol para los conductores, es una normativa que está vigente. En caso que se detecte alcoholemia positiva, el vehículo va a ser retenido pero no las personas, no se va a detener a nadie salvo que presenten un estado de ebriedad tal que sea un peligro para la seguridad o generen desorden en la vía pública. En estos casos serán trasladados a las comisarías, y se labrarán las actuaciones correspondientes”.

 

Finalmente, informó que “estamos instalando cámaras de seguridad dentro del predio para reforzar el trabajo del personal policial. Tendremos colocados 7 domos y cámaras fijas, además dispondremos de un drone que volará en todo el perímetro, esto nos va a permitir tener el control de todo lo que suceda. La idea es poder hacer un trabajo en conjunto con el 911 y el monitoreo que estará montado en un colectivo que pertenece a la policía de la provincia equipado a estos fines”.