En las últimas semanas se registró una reducción progresiva de los pacientes internados, hasta llegar a este miércoles sin pacientes internados en los Hospitales públicos de la provincia por COVID-19.

 

 

Tras conocerse el resultado negativo de las pruebas de laboratorio de dos casos, en el Hospital Virgen María de Fátima, el Ministerio de Salud de la provincia informó hoy, que, por primera vez en dos años, no hay ocupación de camas con pacientes COVID-19 en los hospitales de la provincia.

 

 

Sin embargo, se aclaró que se registran pacientes internados en los Hospitales públicos de capital por gripe estacional. Un virus que está circulando anticipadamente y por ello el país se encuentra en alerta.

 

 

En este sentido se aclaró que el virus que circula es de la cepa H3N2, no es el H1N1 que produjo la epidemia del 2009 y son los principales responsables de los cuadros gripales, que afecta principalmente a la nariz, la garganta, los bronquios y, ocasionalmente, los pulmones. La infección viral dura generalmente una semana y se caracteriza por la aparición súbita de fiebre alta, dolores musculares, cefalea, malestar general, tos seca, dolor de garganta y rinitis. El virus se transmite con facilidad de una persona a otra a través de gotitas y pequeñas partículas expulsadas con la tos o los estornudos.

 

 

Por eso se recomienda a la población continuar con las medidas de prevención y cuidado vigentes para la COVID-19: mantener ambientes ventilados, lavarse las manos de manera frecuente con agua y jabón, uso de barbijo, y evitar acudir a actividades laborales, educativas o lugares públicos ante la presencia de síntomas.

 

 

En ese sentido, se anunció que a partir de la próxima semana se comenzará con la distribución en todo el país de las vacunas antigripales con el objeto de contar con las dosis lo antes posible.