Agentes del Senasa disertaron ante productores de vid y técnicos sobre la situación de la plaga y los modos de evitar que ingrese a la Provincia.

Durante distintos encuentros realizados en La Rioja, agentes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) informaron a productores y técnicos vinculados con la producción vitícola el estado de situación de la plaga Lobesia botrana y los modos de prevenir el ingreso a esta Provincia.

Los encuentros estuvieron organizados en forma conjunta por el Senasa y la Secretaría de Agricultura de La Rioja, en el marco del Programa Nacional de Prevención y Erradicación de Lobesia botrana y tuvieron por fin dar a conocer las características de la plaga y concientizar a todos los actores del sector en las formas de prevenir su ingreso a la Provincia.

Los disertantes por el Senasa fueron Guillermo Cortés y María José Battaglia, ambos del Centro de Operaciones de Campo de Mendoza, y Mónica Roca y Pedro González, de la Oficina de La Rioja.

Las exposiciones tuvieron por sede la Universidad Nacional de La Rioja en Villa Unión y, por la tarde, las instalaciones de Los Sarmientos, de la Universidad de Chilecito. En ambos encuentros tanto productores como técnicos fueron interiorizaron sobre antecedentes, situación en las áreas con presencia de la plaga, procedimientos ante nuevas detecciones, estrategias de control desarrolladas en otros países (Estados Unidos) y contaron con una práctica de identificación a través de lupas de mano y lupas estereoscópicas.

Por otro lado, los barreristas pertenecientes a la Secretaría de Agricultura de La Rioja, ubicados en los puestos de Santa Clara y Pagancillo, se informaron acerca de los alcances del Programa Nacional contra la plaga, la normativa para el traslado de artículos reglamentados, teniendo en cuenta la obligatoriedad el uso del Documento de Tránsito Vegetal (DTV) y la inscripción en el Renfo.

Este tipo de encuentros continuarán desarrollándose para fortalecer los trabajos conjuntos de los organismos nacionales y provinciales con los productores, en función de los cuales se destaca el papel relevante de estos últimos para evitar la dispersión de la plaga en la Provincia.