El gobernador de la provincia, Ricardo Quintela, visitó la construcción de la nueva represa en El Barrialito, localidad de Patquía. Este reservorio de agua va a ser utilizado, en primera instancia, como aporte para la segunda etapa de la construcción del gasoducto productivo Patquía- Chilecito, y posteriormente será destinado para la producción en la cabecera departamental.

En este contexto, el ministro de Agua y Energía, Adolfo Scaglioni, dijo que “los reservorios de agua son los desvelos que tiene el gobernador”, y agregó: “El gobernador sostiene que en La Rioja hay que salir a buscar la poca agua que tenemos, hay que descubrir dónde está, y lo que fuimos a ver ahora es casualmente un reservorio que de 28 kilómetros la traemos a través de cañería en forma coordinada con la municipalidad”.

Asimismo, explicó que el agua para el reservorio proviene de tres vertientes La Higuera, Tudcum y El Shincal, y manifestó: “El gobernador está buscando dejar obras que tengan que ver con el futuro desarrollo de nuestra provincia, así que a fines de julio va estar listo el reservorio de este acueducto, y lo vamos a poner a disposición del ministro de producción para que también destinen el agua para la producción”.

A su turno, el secretario de Agua, Edgardo Karam, dijo que “fue una satisfacción la visita del gobernador porque estamos dando inicio a obras muy añoradas por él, y esta es una obra que va a cambiar el rumbo de la producción”.

Expuso además que estas obras las están llevando a cabo con el consentimiento de la gente, y aseveró: “Hablamos con los productores, con los intendentes, y en el caso particular de Patquía el intendente fue el primero que nos propuso un lugar para hacer este tipo de reservorio”.

“Va a ser una obra de aproximadamente unos 60 días de ejecución, y vamos a acopiar unos 20 millones de litros de agua que vienen de la sierra. Es agua que se entuba a 28 kilómetros de distancia en la sierra de Tudcum, de tres vertientes diferentes, lo que va a abastecer una amplia zona del departamento Independencia”, indicó.

Seguidamente, el intendente departamental, Eduardo de la Vega, dijo: “Esta es una de las obras más anheladas por todo el departamento, hace más de 100 años que venimos sufriendo la sequía, y esto viene a saldar una deuda histórica”.

“Estamos muy contentos todos, porque sabemos lo que significa esta obra para el futuro del departamento Independencia, y también de la provincia”, concluyó.