Este martes en el Paseo Cultural Castro Barros se realizó una capacitación de RCP y manejo de desfibrilador externo automático (DEA) destinado a la comunidad en general.

La iniciativa forma parte de un ambicioso proyecto que nace desde la Coordinación de Rehabilitación a través de la Secretaria de Promoción y Prevención de la Salud, con el objetivo de lograr una ciudad cardio protegida. Para ello se realizan una serie de capacitaciones que tendrán como corolario la adquisición y ubicación de desfibriladores en la ciudad y en la provincia.

El coordinador de Rehabilitación, Pablo Torres, explicó que las capacitaciones se vienen realizando desde el año pasado, y la idea “es tener la mayor cantidad de personas de la comunidad que sepan realizar este tipo de maniobras”. Asimismo, informó que este tipo de jornadas son abiertas a la comunidad en general.

“Esto viene de un proyecto de tener una ciudad cardio protegida, para lo cual se prevé tener desfibriladores automáticos en distintos puntos de la ciudad donde hay mucho tránsito de gente”, sintetizó. Además, informó que las capacitaciones continuarán en el mes de abril.

Por su parte, la doctora Lorena García Cruz, una de las médicas del equipo, valoró estas acciones y adelantó que se pretende compartir estos conocimientos con toda la repartición pública y la comunidad en general. “La idea es que estemos preparados para que podamos intervenir y evitar la muerte de una persona que atraviesa una situación como esta”, expresó. Los cursos básicos tienen una duración de 3 horas, y están destinado a todas las personas para que puedan manejar los desfibriladores.

Cabe remarcar, que las enfermedades cardiovasculares representan una de las principales causas de muertes en nuestro país, donde la muerte súbita por paro cardíaco afecta a unas 40 mil personas por año.