Según diferentes  trabajos de investigación, gran parte de la ciudadanía, descree de la justicia argentina. Estos diagnósticos señalan que el poder Judicial cada vez está más lejos de las expectativas  que los ciudadanos ponen en la misma. Entre lo más destacado de estas observaciones, algunos estiman que ese descrédito, es su manifestación como garantes de la impunidad.

Es así que –entre otros ejemplos- nos enteramos que de 12 causas que involucraban a Cristina Fernández, 10 llegaron sospechosamente al juzgado de Bonadío, “por sorteo”. También, sobreseyó a Horacio Rodríguez Larreta, Guillermo Dietrich y Ángelo Calcaterra (primo de Macri). Todos ellos, estuvieron denunciados por “administración fraudulenta por la Auditoría General de la Ciudad”. Dicha denuncia surgió a partir de un informe de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas. Ninguno fue citado a declarar.

También, es el caso del incendio de Iron Mountain. Hay que recordar que se trata del incendio del depósito en Barracas. Allí, se quemaron documentos de empresas investigadas por lavado de dinero, que incluye firmas de la familia Macri. La investigación judicial dejó afuera a Macri, al entonces titular de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) Juan José Gómez Centurión y al exministro de Producción porteño, Francisco Cabrera.

Fue noticia en su momento el sobreseimiento a Gianfranco y Mariano Macri, ambos investigados “por no declarar una cuenta en Suiza, porque se acogieron al blanqueo que Mauricio Macri modificó por un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU),  para que los familiares de funcionarios quedaran incluidos”. A este caso lo llevó el juez en lo Penal Económico, Diego Amarante. Los hermanos del ex presidente Macri, estaban investigados y  acusados de no haber pagado impuestos ni declarado bienes depositados en una cuenta suiza de un fideicomiso familiar. Este dinero era cerca de 64 millones de pesos en 2016. Para Amarante, ambos cumplieron con  la Ley de Blanqueo y el dinero era de ellos, argumentó.

En esa lista de actuaciones de la Justicia argentina, también encontramos que “el fiscal Agüero Iturbe,  abandonó la investigación a los jueces Borinsky y Hornos, por sus visitas a Macri en la quinta de Olivos, en fechas muy próximas a fallos importantes para el macrismo, emitidos por ellos”.

Sin dudas, la muestra en este resumen,  nos deja con la preocupación de muchos otros casos importantes, en donde la Justica está comprometida con la impunidad. Tanto en la defensa de algunos políticos, como también  con el poder real. Mientras tanto, el ciudadano de a pie, soporta la pesada carga de la injusticia, solo como un espectador.