Tras las denuncias públicas realizadas  por la madre del joven asesinado en 2014 Mario Taboada, en la que acusó al Juez Daniel Herrera Piedrabuena de actuar “en complicidad”, con personas sindicadas por venta de droga y de poner obstáculos en la investigación por la muerte de su hijo; el magistrado salió al cruce y se defendió en conferencia de prensa.

El juez Daniel Herrera Piedrabuena, se mostró visiblemente molesto por las expresiones y declaraciones en su contra:
“Yo me veo en una situación de agravios, que no comprendo. Entiendo el dolor de padre, pero eso no nos puede llevar a justificar situaciones extremas de difamación y de intentos de confundir a la comunidad de algo que no fue así como se dice. Yo me veo en la obligación de decir la verdad de lo que dice en el expediente. Un juez se debe manejar con las pruebas”, expresó.
Mirta Collante aseveró que el juez federal actuó “en complicidad” con las personas que ella denunció por presunta venta de droga en el barrio CGT, cuando ella vivía en aquella zona junto a su familia y criticó fuertemente el accionar de la Justicia en la investigación, y  culpó a la inacción de los jueces por la muerte de su hijo ya que la mujer sostiene que  el asesinato de  “Marito”,a manos de  Matías Oliva (único imputado en la causa),  fue en venganza de la denuncia que ella efectuó vendedores de droga  del barrio CGT, que  nunca (de acuerdo a lo que Collante declara) fueron investigados por el cuestionado juez Piedrabuena.

https://www.youtube.com/watch?v=S0seRmc217o&feature=youtu.be