Al momento de su Clase Magistral, García Linera comenzó diciendo: “estoy muy emocionado por todo lo que he vivido estos días en Argentina y, particularmente, hoy en La Rioja”. “He recibido muchos regalos y me pregunto ¿por qué esto?, y la única explicación que me daba es que le he dedicado toda la vida, y le seguiré dedicando, para pelear por la gente humilde; y cuando una universidad te da un reconocimiento tan importante, como el ‘Honoris Causa’ (…), tiene que ser por un único motivo, que es que hemos dedicado la vida a pelear por la gente humilde y sencilla, la gente pobre, para que los luchadores y laburantes del día a día puedan sonreír”. “El lado noble de la humanidad -continuó- siempre va a triunfar, aunque cueste el lado perverso y maldito que a veces quiere ahogar y asfixiarnos; siempre habrá humildad que va a sobreponerse a la soberbia y prepotencia”.

 

En tono político, el referente regional disparó: “la fuerza conservadora latinoamericana, hoy es profundamente autoritaria. No simula un fervor democrático, se muestra autoritaria. Se presentan abiertamente autoritarios en el ámbito de la vida cotidiana y en el ámbito de las soluciones públicas”. “Son la expresión de un mundo depresivo que busca en el escarmiento del otro la expiación de sus angustias por un orden moral neoliberal que se cae lentamente a pedazos”, afirmó.