Otra campaña electoral más sin escuchar una propuesta que sea alternativa al modelo de producción extractivista. Sólo clientelismo, dádivas, denuncias, el mismo menú de siempre con distintos aderezos y con los mismos ingredientes que reproducen cada vez más pobreza y más rehenes con su codicia de poder. Nadie se anima a sacar los pies del plato del extractivismo y cuando son consultados contestan con evasivas o frases hechas sin una propuesta concreta. Mientras tanto en los hechos vemos que:

* Nonogasta sigue siendo un territorio para el sacrificio de la vida en nombre del mal llamado desarrollo.

* Las empresas mineras recorren las escuelas en el interior de la provincia prometiendo trabajo y mintiendo a los pueblos, que cada vez son más empobrecidos por los mismos gobiernos que autorizan esas visitas escolares para conseguir la licencia social.

*El gobierno nacional recorre el país y el mundo diciendo que la salida a la crisis económica pandemia es más extractivismo: más desmonte y cultivo transgénico, más fracking, multiplicación de los proyectos mineros, hidrógeno verde, el litio y el cobalto de nuestra cordillera, más plan nuclear….

Mientras tanto la denominada “oposición” tiene legisladores y funcionarios con facultades suficientes para al menos conseguir información y difundir al pueblo sobre las consecuencias de estos proyectos, pero solamente suelta algún discurso oportunista de campaña y cuando tuvieron que gobernar, también apostaron al mismo proyecto.

Ya sabemos que este modelo cierra todas las grietas…

Desde hace años los vemos pasar un partido tras otro y para nosotros la propuesta siempre es la misma: entreguen sus cerros, entreguen el agua, entreguen sus vidas, entreguen el futuro de sus hijos/as para que los poderosos puedan ser más poderosos…

Es por todo esto que hace años respondemos ante cada convocatoria electoral: que ya nos dimos cuenta de la mentira y que gane quién gané aquí no habrá megaminería!!

Nuestras vidas no caben en sus urnas!

Dignidad y lucha de los pueblos!