El Sumo Pontífice se refirió a los beatos, proclamados en La Rioja, como “mártires de la fe“, este domingo durante la hora del rezo del Regina Coeli en el Vaticano.
El Papa Francisco, principal impulsor de la beatificación de Enrique, Carlos, Gabriel y Wenceslao, antes de rezar la tradicional oración a Santa María, dedicó un pensamiento especial visiblemente emocionado a quienes consideró mártires de la fe”

«Ayer en La Rioja, Argentina, fueron proclamados Beatos, Enrique Ángel Angelelli, Obispo diocesano, Carlos de Dios Murias, Franciscano conventual, Gabriel Longueville, sacerdote fidei donum y Wenceslao Pedernera, catequista. Estos mártires de la fe fueron perseguidos por la justicia y la caridad evangélica. Que su ejemplo y su intercesión apoyen en particular a aquellos que trabajan por una sociedad más justa y unida. ¡Demos un aplauso a los nuevos beatos!», dijo Francisco.