La denuncia por presunto abuso sexual  contra José Siman (h) está radicada en la Comisaría IV de esta Capital con fecha de 20 de noviembre de 2016.

A continuación la carta de la víctima, una joven de 21 años que pide justicia.

La Rioja 23 de Noviembre de 2016

Denuncio públicamente a José Siman (hijo), actual gerente de Fiat automecánica un “hijo del poder” por ser este sobrino de Carlos Menem e hijo de José Siman conocido político riojano. Quien el día sábado a la mañana abusó de mí psicológica, física y sexualmente.
Denuncio la protección por parte del gobierno, la fuerza policial, el sistema de salud por no llevar a cabo el protocolo debidamente, y a las instituciones que contemplan las cuestiones de género por el mal accionar de todos ellos al momento posterior que realicé la denuncia, hago hincapié en esto por la impunidad con la que se maneja actualmente mi violador por encontrarse justamente resguardado por todo un sistema opresor y machista.
Denuncio con todas mis fuerzas por mi bronca e impotencia y por sentirme sola en relación al acompañamiento por parte de la fuerza policial, política y debido a la demora ante la detención de José Siman por parte del juez de turno.
En este momento me siento denigrada, cosificada y violentada debido a los daños, perjuicios y amenazas que atentan contra mi persona, mi familia y mi integridad física, juzgando me sin conocerme y justificando la violencia sexista y machista en todos los ámbitos políticos y sociales de esta provincia (La Rioja) tras haberme violando reflejándose esto en las redes sociales de manera violenta hacia mí y mi familia con todo el desconocimiento existente de lo que me ocurrió realmente. Aclaro que ya existe una denuncia en la que busco una condena y que pague por lo que me hizo. Pido a la sociedad toda me acompañe para luchar contra un sistema todo un sistema por todo esto que me está pasando. Soy una estudiante que llegó a la Rioja hace 3 años en busca de una profesión. No busco con todo esto sacar provecho de nada solo pido verlo preso por todo el daño que me causó en mi vida de ahora en adelante no tan solo a mí sino a toda mi familia. Necesito tener fuerzas para poder continuar con mi vida normal tan solo tengo 21 años de edad y por eso repito: pido ayuda.