Días atrás el intendente del Departamento Independencia, Eduardo de la Vega junto al equipo técnico de la Secretaria de Energía, recorrieron los parajes rurales de Loma Blanca y Cerro Blanco. Oportunidad donde constataron el avance de obra para la distribución eléctrica en sector, el cual permitirá abastecer del servicio a 9 familias, a la comunidad aledaña y potenciar el turismo.

La obra es desarrollada por el Ministerio de Agua y Energía, dando continuidad a la fuerte política del gobernador Ricardo Quintela, que consiente en abastecer del servicio a los sectores rurales más alejados.

La misma proyecta la ejecución de una línea de media tensión en 13,2KV trifásica, con una extensión aproximada de 7440m. Además de la construcción de dos subestaciones transformadoras aéreas trifásica, junto a la ejecución de aproximadamente 500 m de línea de baja tensión. Como así también, contará con la instalación de 13 luminarias de alumbrado público, que van a ser distribuidas en ambos parajes.

Durante la visita el intendente De la Vega expresó que los vecinos de los parajes se encuentran felices y agradecidos por la obra. “Porque la verdad que esto era esperado desde hace mucho tiempo por los pobladores, de que podamos llegar con este servicio vital. Y hoy la verdad, de ver que está tan cerquita, uno se llena de emoción y ve también la emoción instalada en cada uno de sus habitantes, que siempre nos están trasmitiendo el agradecimiento y sobre todo las cosas la felicidad de poder tener este elemento vital que les va a cambia la vida”. Y en este mismo sentido el Intendente agregó que esto va a “significar un antes y un después para los pobladores, por diferentes circunstancias; tanto en lo laboral, en la salud, en sus hijos y en el progreso que van a tener a partir de este servicio”.

Respecto a las obras de agua, De la Vega comentó que se están desarrollando varias de gran relevancia, que permitirán abastecer del suministro de forma continua en el Departamento. Entre los que se destacan nuevo reservorio ubicado en la zona del Barrialito, el cual permitirá contener cerca de 85 millones de litros de agua, que serán destinados para abastecer al sector de la producción y para el agua potable. También se desarrolla el acueducto de las quebradas de Tudcum, Las Higueritas y Shincal. “pero no tan solo queda ahí está obra, sino que nos permite soñar en todo lo que es la actividad productiva ganadera y agrícola, que vamos a poder desarrollar a través de este gran caudal de agua. Y a su vez nos permite ver un Patquia distinto, con más futuro” manifestó.

Próximos a la temporada de verano y teniendo en cuenta la falta de precipitaciones que se registra en los llanos riojanos, el Intendente destacó que el avance de estas obras posibilitará tener un panorama mucho más alentador que los veranos anteriores. “Porque al contar con estos acueductos, al contar con este reservorio, nos hace cambiar el panorama y poder ver de una manera distinta. Y sabemos que se va a seguir desarrollándose obras y vamos a seguir mejorando, fortaleciendo estas políticas que nos permiten estar cerca de la gente, con estos servicios básicos que durante mucho tiempo se le negaron a la gente”.

Por último De la Vega mencionó que también se está desarrollando la obra del gasoducto productivo la zona, que prevé su extensión desde Patquia a Chilecito. En lo que informó que ya se está desarrollando el proyecto para la distribución del servicio en la cabecera departamental.