En lo que va del año el Gobierno destinó más de 50 millones de pesos para ayudar y fortalecer a emprendedores turísticos de todos los departamentos de la provincia.

Estos fondos se distribuyeron en 109 prestadores que presentaron sus postulaciones en el marco del programa Impulso Turístico.

Los fondos fueron destinados a que cada prestador realice la compra de equipamiento, mejora de instalaciones, compra de mobiliario, de materiales de construcción, de línea de blanquería y de insumos en general, entre otras.

Estos recursos se distribuyeron en el marco de una línea de aportes no reintegrables (ANR).

En el marco de estas ayudas al sector turístico, se destacan entre otras, los fondos para mejorar alojamientos, el fortalecimiento del sector gastronómico (mejora de instalaciones, ampliación de la cantidad de cubiertos, ampliación del menú) y también del sector del enoturismo (bodegas); regionales, turismo rural, como así también el acompañamiento a agencias de viajes con la asistencia de recursos para mejorar el mobiliario de cada emprendimiento.

También se destaca que el número de plazas incorporadas al sector es de 120, de las cuales un 50% son emprendimientos que ampliarán su capacidad y el otro 50% lo formalizaran a través del registro de prestadores.

Impulso Turístico es un programa que lleva adelante el Gobierno provincial a través del Ministerio de Turismo y Culturas y de la Secretaría de Turismo, por el que se benefician a cientos de emprendedores turísticos en todo el ámbito provincial con fondos de ANR.