El gobernador de la Provincia, Ricardo Quintela, en el marco de la visita del ministro de Defensa, Jorge Taiana, se trasladó hasta Punta de Los Llanos donde se encuentra la Ermita “El Pastor” de Monseñor Enrique Angelelli. Ramona Romero, encargada del lugar, agradeció “a las autoridades por venir a este lugar que es sagrado para nosotros”.

 

“La construcción de la justicia la hacemos entre todos, y esa construcción fue buscada desde el 4 de agosto de 1976, luego de la infame época de Dictadura Militar; en el ‘83 gracias a un riojano, Aldo Fermín Morales, pudimos tener una carátula con Homicidio agravado, y esa carátula luego fue firme en el 86 hasta que en el ‘88 con las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, hicieron un retraso de esa construcción colectiva y comunitaria de justicia”, expuso asimismo.

“Gracias a las políticas de Derechos humanos del expresidente Néstor Kirchner hemos podido retornar en 2005 con un proceso de elevación a juicio y posterior juicio oral y público en las instancias federales de la Provincia”, continuó.

Seguidamente comentó que “fueron muchas horas de audiencia, de una audiencia en la que estuvimos como una gran familia. Fueron más de 105 testigos, quienes a veces por fragilidades y límites físicos no pudieron llegar, pero pudo ser posible por videoconferencia. Y en 2013, el 4 de noviembre se dio apertura al juicio, y al año siguiente el 4 de julio de 2014 tuvimos la tan esperada sentencia por Homicidio agravado con participación en Concurso Real por dos o más personas”.

“Pudimos llegar a saber que los homicidas eran cinco, de los cuales llegaron dos: el Comodoro Estrella y el comandante de la fuerza Luciano Menéndez. Institucionalmente pudimos responsabilizar a las fuerzas no llegando a los autores materiales del homicidio. La Corte dejó como sentencia firme la condena”, afirmó.

“Fue una búsqueda larga, sentida y por muchos otros quienes nos han precedido en la construcción de la justicia, que la hacemos entre todos”, destacó.