El ex jefe del Ejército César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani deberá comparecer en el Juzgado Federal de La Rioja el próximo martes 14 de marzo para prestar declaración indagatoria por asociación ilícita. La nueva citación al militar obedece a que la fiscal Virginia Miguel Carmona amplió la imputación en la causa por los secuestros y torturas de Pedro Adán Olivera y su hijo Ramón Olivera, y por el secuestro y las torturas de Verónica Matta.

El llamado a indagatoria fue firmado por el titular del Juzgado Federal de La Rioja, Daniel Herrera Piedrabuena antes de ser internado de urgencia por una afección coronaria. El magistrado está con licencia médica hasta el 10 de marzo y en caso de no recuperarse para el día en que se fijó la audiencia, la medida será llevada adelante por el juez José Quiroga Uriburu, que fue designado por la Cámara Federal de Córdoba para reemplazar a Piedrabuena.

La fiscal Miguel Carmona amplió la acusación contra Milani “en razón de advertir que no se encuentra completa la imputación de los delitos que han sido intimados a su respecto, y que se desprende de la descripción contenida en el requerimiento de instrucción”. En el escrito la representante del Ministerio Público recordó que el resto de los imputados en esta causa fueron condenados por asociación ilícita el año pasado. Sobre ese fallo, Miguel Carmona sostuvo que “lo que primeramente aparece como incontrovertible es que el funcionamiento del mecanismo represivo llevado a cabo en la provincia de La Rioja fue el producto de un acuerdo de voluntades realizado entre un considerable número de agentes estatales de diversas jerarquías que se asoció ilícitamente con el propósito de llevar adelante un objetivo criminal constituido por la persecución, aprehensión, cautiverio, tortura y eliminación física de personas.”

Entre los fundamentos del pedido de indagatoria contra Milani por asociación ilícita pese al tiempo transcurrido desde que ocurrió el hecho, la fiscal citó el fallo de la Corte Suprema en el caso Aracibia Clavel, un agente chileno de la DINA condenado por el homicidio del ex jefe del Ejército trasandino, Carlos Prats, y de su esposa Sofía Cuthbert. En ese precedente, el Máximo Tribunal señaló que, en ese caso, la asociación ilícita es un delito imprescriptible por considerarlo de lesa humanidad. La fiscal Miguel Carmona mencionó también el voto del ministro Juan Carlos Maqueda, quien destacó que “el delito de asociación ilícita por tomar parte de una organización dirigida a la persecución de opositores políticos constituye un crimen de lesa humanidad cuyo castigo se encuentra impuesto por normas imperativas de Derecho Internacional.”

César Milani permanece detenido en una unidad penal de La Rioja por orden del juez federal Daniel Herrera Piedrabuena desde el 17 de febrero pasado luego de prestar declaración indagatoria en esta causa.