POR DELFOR BRIZUELA

No Hagamos una Navidad de guirnaldas,de fuegos de artificios, ni opio del Pueblo.

La primera Navidad fué un acontecimiento urticante para el poder imperial de entonces.

La esperanza mesiánica cuajó en los oprimidos por el sistema religioso y politico de entonces.

Herodes, cara visible del imperio, salió a reprimir a los niños de entonces.

José, compañero de Maria, fué el obrero sin changas,asediado por los impuestos del imperio, como todas las clases populares de palestina y, de judea en particular, que era la versión de la deuda externa de entonces.

Maria, fué la mujer, madre soltera, sometida por las leyes patriarcales de entonces.

Los pastores fueron los “grasas”, incultos, descamisados, “cabecitas negras”, explotados y marginados de entonces.

Los magos eran los extranjeros intrusos, peligrosos, molestos, de entonces.

La estrella fué el sueño de libertad y vida de verdad, en la justicia y la igualdad, de los explotados, marginados y excluidos de entonces.

El niño Jesús, nació, perseguido por el poder dominante y los aliados, de entonces.

Por lo tanto Navidad es un lugar, una condición, un interés, una causa, una utopia, una bandera.

Como la primera, la de José, Maria, el ” changuito” Jesús, los pastores y los magos, la navidad es rebeldia frente al sistema que reproduce la dominación, la injusticia y la concentración. Y es, también esperanza, que alimenta la lucha de un mundo nuevo donde quepan todxs.

Salud y felicidad es el “urra” para vencer la indiferencia y la resignación que inmoviliza y “bajonea”.

Es decirnos y luchar por una Argentina sin presos politicos,sin Milagro y compañerxs encarcelados por el delito de opinión y pensamiento

Sin recortes y ajustes a los jubilados,pensionados y trabajadores titulares de la AUH.

Sin recortes a la Educación y a la Salud.

Sin represión y persecución, que nos asesina a Santiago y Rafael.

Sin demonización de los pueblos originarios, de los migrantes ni de los opositores.

Sin despedidos, ni desocupados.

Sin genocidas sueltos.

Sin tarifazos.

Sin deuda que hipoteque la Patria y nos deje vacios de Soberania.

Sin “listas negras” de periodistas, cantorxs, educadorxs y cientificxs.

Feliz Navidad es para los que resisten, construyen y luchan, no para los que justifican,provocan y sostienen la injusticia y la opresión, y los globitos de colores de una falsa alegria.

La alegria de la Navidad es verdadera y la felicidad, es andar ese camino, sin miedos y con mucha, mucha esperanza…

Feliz Navidad

Pocho Brizuela, Un aprendiz de compañero de Jesús y del Pueblo.