La semana pasada causó revuelo el video filmado por Gabriela Shaller, una ciudadana riojana que registró al ex Juez Roberto Catalán, condenado por delitos de lesa humanidad, violando la prisión domiciliara. En el mismo se puede ver a Catalán con bolsas de compra en la mano ingresando a su vivienda y al darse cuenta de que estaba siendo filmado increpó a Shaller. Hoy Gabriela Shaller fue citada por la Justicia para presentar las pruebas.

El video se volvió público y la Fiscal Federal María Miguel Carmona, integrante de la Unidad de Asistencia en causas por violaciones a los derechos humanos durante el terrorismo de Estado en La Rioja, solicitó al Juzgado de Ejecución Penal interviniente que se revoque el beneficio del arresto domiciliario y, en consecuencia, se traslade en forma inmediata al ex juez federal Roberto Catalán a una unidad carcelaria.

En cumplimiento a este requerimiento el Juez Subrrogante Julián Facucci, que entiende en la causa citó a la ciudadana Gabriela Shaller con el propósito que aporte las pruebas que permitan hacer lugar al pedido de la Fiscalía.

En la mañana de hoy, Shaller se presentó con su celular fin de peritar la fecha y hora en que se realizó la filmación y para constatar que quién aparece en el video sea fehacientemente el el juez Roberto Catalán, condenado a 12 años de prisión por el encubrimiento de un homicidio y la aplicación de tormentos -contra siete víctimas- y como autor de asociación ilícita, en el marco de una causa donde también fue condenado a prisión perpetua el ex jefe del III Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez.

A pesar de la condena, el ex juez federal continuó gozando del beneficio del arresto domiciliario dictado en una causa anterior, circunstancia que motivó la interposición del pedido de la fiscal que se revoque el beneficio y cupla su condena en una cárcel común.

Hasta tanto se expida el juez y como medida preventoria, se informó que el la Justicia ordenó que se coloque a Catalán una pulsera electrónica.