Cornejo mando a su mano derecha a una cumbre de mineros a buscar inversiones.Quiere que le consiga en Argentina Mining, inversores para reactivar la mina de Potasio Río Colorado. El Gobernador Alfredo Cornejo envió a uno de sus colaboradores más cercanos a Salta, al encuentro Argentina Mining 2016, cuyo principal eje será analizar la “reinserción de la Argentina como destino de inversión Minera”, según la ponencia inaugural del secretario de Minería, Daniel Meilán.

Emilio Guiñazú es el secretario de Energía y Minería de Mendoza y el encargado de llevar adelante el proyecto llamado Espacio de Diálogo Minero, una iniciativa que lanzó Cornejo apenas asumió para debatir qué tipo de minería tiene licencia social en Mendoza para poder desarrollarse a fondo.

La intención era que especialistas, el Estado, empresarios y ambientalistas, se sentaran a la misma mesa a debatir y llegar a un acuerdo. La dinámica del Espacio funcionó en los primeros encuentros, hasta que las organizaciones pro agua y anti mineras dieron un portazo acusando al Gobierno provincial de “armar un teatro” para justificar la modificación de la ley provincial antiminera –la 7.722– que prohíbe hoy la megaminería metalífera en Mendoza.

Pese a eso, el Diálogo continuó, y la idea es que a fin de año dé las conclusiones a las que llegaron los participantes. Se descuenta que al menos en algunos puntos, recomendará modificar la ley 7.722. Es lo que desea Cornejo y sus funcionarios, pero sabe la vehemencia de las organizaciones ambientales a la hora de protestar. Es por eso que en el tema minero camina con pies de plomo.

De todas maneras, Guiñazú tiene órdenes claras de ofrecer el proyecto Potasio Río Colorado como una posibilidad de inversión segura. La mina que dejó a medio hacer Vale, podría reactivarse con un nuevo modelo, mucho más modesto que el original. Pero para eso hacen falta inversores fuertes. Es uno de los objetivos del funcionario en Argentina Mining.

“Este tipo de actividades son interesantes para escuchar diversas posiciones sobre temas que involucran a la minería, como el impacto ambiental y temas legales y económicos que nos van a ayudar a enriquecer la información que estamos procesando para el Espacio de Diálogo”, fue la lavada visión del funcionario respecto a Argentina Mining, que, claro está, es mucho más que eso que describió.

Por el sector empresario mendocino, expondrá Guillermo Pensado, de la Cámara Minera de Mendoza, quien calificó de “populistas” los argumentos de los ambientalistas que buscan que no se modifique la ley antiminera local.

No obstante, el gobernador, quien está sufriendo la caída abrupta de recaudación por el freno a la economía impuesto por el Gobierno nacional, sabe que necesita urgente diversificar la matriz productiva de Mendoza. Y el camino más corto es que de una vez San Jorge comience a funcionar.

Se trata de la mina de oro y bronce en la localidad cordillerana de Uspallata que murió antes de nacer por la ley 7.722. No obstante, hay una luz de esperanza: llevar la piedra en bruto por un tren de 22 kilómetros a San Juan y ahí hacer el proceso que la norma mendocina prohíbe.

El esquema sería el de dividir regalías, pero no estaría nada mal a los ojos del Gobierno en époco de vacas muy flacas en relación a la recaudación de impuestos. Además, la eliminación de las retenciones a las mineras, debería ser un aliciente para que los rusos que hoy controlan San Jorge, se animen a realizar la variante –respecto al proyecto original– con el tren a San Juan.

Con las propuesta de Potasio Rio Colorado y San Jorge, llegará el enviado de Cornejo a Salta. Mucho más por ahora no puede ofrecer, aunque sí la promesa de que el actual Gobierno provincial apoyará con medidas concretas a los interesados.

Fuente: La Política on Line (LPO)