El gobernador Ricardo Quintela estuvo presente en la reunión de la Liga de Gobernadores que tuvo lugar este viernes en la ciudad de Resistencia, provincia de Chaco.
De estos encuentros participan dieciséis mandatarios provinciales, donde realizan varios planteos y evaluaciones de manera conjunta. En esta oportunidad abordaron temas como la coparticipación, el federalismo, el abastecimiento de combustibles,  subsidios al
transporte público de pasajeros y de la energía, e hicieron un análisis de la política nacional relacionada con la hidrovía.
Además, propusieron un proyecto de ley para transformar los planes sociales en trabajo digno.
En este contexto, el gobernador de la provincia dijo: “Hablamos sobre temas que nos interesan como la constitución de la nueva Corte de Justicia, la necesidad de la federalización de los planes sociales, el tema del combustible, el transporte público de pasajeros, y el tema de la energía”.
Asimismo, aclaró: “Si no nos alcanza para la canasta familiar, va a ser muy difícil que le alcance a la gente para pagar el costo de algunos servicios como la energía, el gas. Tenemos que tratar de segmentar aún más, o diferenciar claramente los sectores que pueden alcanzar esos servicios y que no los puedan pagar”.
Por otra parte y con respecto a la distribución de recursos, insistió: “Aspiramos a acortar las asimetrías, y ser muchos más equitativos en la distribución”.
Finalmente manifestó: “Convocamos a todos y cada uno de los gobernadores en defensa de los intereses del pueblo argentino”.

Documento
La Liga de Gobernadores y Gobernadoras es un espacio para la construcción de una Argentina justa y federal.
Fomentamos la unidad nacional, no el desarrollo de parcialidades partidarias.
Pretendemos ayudar a la construcción de consensos imprescindibles que nos permitan aprovechar las oportunidades que un mundo lleno de incertidumbres nos depara.
Necesitamos sancionar iniciativas legislativas que nos permitan el desarrollo de la industrialización con valor agregado en origen de nuestra producción primaria. Esto implica avanzar en la sanción de un marco jurídico que garantice previsibilidad e incentivos para lograr más inversiones y exportaciones diversificando la penetración a mercados múltiples.
Necesitamos avanzar en acuerdos legislativos vinculados a la protección de inversiones, que nos permitan atraer inversores y fomentar exportaciones para lograr estabilidad económica de largo plazo.
Necesitamos promover acuerdos esenciales para el funcionamiento de las instituciones republicanas y democráticas de gobierno. De lo contrario, el deterioro de la calidad institucional agravará aún más las condiciones de incertidumbre de nuestros ciudadanos y ciudadanas.
Queremos ayudar a construir un modelo de gestión descentralizada de gobierno con el objeto de fomentar la producción de bienes y servicios, potenciando la generación de empleos de calidad. Transformar planes sociales en trabajo digno es el desafío de nuestro tiempo, y debemos lograrlo entre todos los que tenemos responsabilidad de gobierno en diferentes niveles.
Esta Liga de Gobernadores se constituye formalmente hoy para constituir la unión nacional, afianzar la justicia, promover el bienestar general y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros y para nuestra posteridad.
Las provincias son preexistentes a la Nación, por lo tanto, exigimos ser partícipes ante decisiones que nos afecten.
Convocamos a todos y todas. Sin exclusiones.
Nuestra Patria nos convoca a todos para construir los consensos necesarios y para administrar los disensos en el marco de la diversidad y el pluralismo.
Tenemos que ser capaces de desterrar la violencia en cualquiera de sus
formas y expresiones, fomentando el diálogo como herramienta para superar las adversidades.
En este contexto, peticionamos a nuestras autoridades la definición de un plan concreto para resolver el abastecimiento de combustibles líquidos, como así también generar las condiciones de inversión y planificación para que este inconveniente no vuelva a repetirse el año próximo.
Pretendemos también alertar sobre el impacto de la inflación en los ingresos de las familias argentinas, a los efectos de solicitar la implementación de medidas específicas destinadas a desacelerar su impacto de manera clara y sostenida, pues su crecimiento afecta las tarifas, la ejecución de las obras, el sostenimiento del salario real y genera efectos colaterales que afectan el desenvolvimiento de las políticas públicas en nuestras provincias.
Reclamamos por una distribución justa y equitativa de los subsidios al transporte público de pasajeros y de la energía que consumimos.
Queremos ser parte de las soluciones en la producción de alimentos, energía, combustibles, minerales, tecnologías y desarrollo productivo.
Unir a todos para construir futuro. Este es nuestro propósito.
Por una Argentina justa y federal, en Unidad Nacional.