La CGT celebró la media sanción del proyecto de ley acordado por los bloques de la oposición para reducir el impacto del impuesto a las Ganancias en los sueldos y -en un mensaje directo a los senadores- la conducción de la central obrera pidió que se apruebe “sin cambios” en la cámara alta, donde se trataría este miércoles.
En diálogo con LPO, dos de los integrantes del triunvirato que conduce la CGT confirmó que el martes irán al Senado en apoyo al proyecto y la postura será pedirles a los senadores que la ley “salga antes de fin de año”.

En diálogo con LPO, Héctor Daer y Carlos Acuña subrayaron que meterle cambios a la iniciativa de Diputados sería “hacerle el juego al Gobierno”, porque debería regresar a la cámara baja e implicaría seguir postergando la mejora en los salarios de los trabajadores.

“El martes vamos a concurrir para apoyar este proyecto, estamos convencidos de que es un avance”, dijo Daer a LPO, quien reconoció que “no conforma totalmente” a la CGT pero aseguró que pedir que vuelva a Diputados es “perder el tiempo” y demorar más un asunto que “es necesario que salga antes de fin de año”.

La conducción de la CGT opinó que el proyecto debe aprobarse antes de fin de año y no volver a Diputados
“Si no se aprueba ahora en el Senado es difícil que lo tengamos este año y este tema no debe superponerse con la discusión de paritarias en marzo”, agregó Daer.

La CGT se cruzará así en el Senado con los gobernadores, también convocados por el bloque peronista que conduce Miguel Angel Pichetto, para lo que será un verdadero supermartes en la cámara alta.

Hasta ahora, como adelantó LPO, la postura que prevalece en el bloque de Pichetto es convertir en ley este miércoles -o el miércoles que sigue- la ley tal cual vino de Diputados. Pero el Gobierno está presionando a fondo a los gobernadores, para que a su vez presionen al Senado y modifique la norma.
Pichetto con Pablo Micheli de la CTA, quien advirtió a Macri que si veta la ley habrá un paro nacional.
El propio Macri confirmó este jueves que le pidió a Pichetto que “revierta” el proyecto de Diputados. “Las próximas semanas va a haber novedades, hay mucho debate entre los gobernadores y espero que el Senado muestre que tiene un compromiso con la gobernabilidad”, agregó ayer el Presidente.

Acuña por su parte, remarcó a LPO que la postura de la CGT será “apoyar el proyecto tal cual salió de Diputados” y recordó: “No sé cuál será la postura de los senadores, pero esto era una promesa de todas las campañas y la deben acompañar”. Al igual que Daer, consideró que “es un avance y no es perfecto” pero enfatizó: “Está a la vista la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores. Están cerrando comercios, hay trabajadores en la calle, suspendidos, es urgente que se apruebe”.

La disputa con los gobernadores

Algunos gobernadores peronistas ya marcaron postura contraria al proyecto al afirmar que en sus provincias casi nadie paga el impuesto a las Ganancias pero sus arcas se verán afectadas si la recaudación baja, porque la mitad de ese impuesto es coparticipable. En este sentido, Acuña les advirtió: “Deberían encontrar otra forma de recaudación, que pongan los que más tienen. Nosotros venimos reclamando esto al gobierno anterior y los gobernadores no decían nada, ya es hora de que junten fondos de otra forma”.

El veto no quiero ni ponerlo en discusión. Macri no tiene margen ni posibilidades políticas para vetar y es un error institucional pensar en eso. Si lo ponemos en agenda, lo naturalizamos, advirtió Daer a LPO.
En un tono menos confrontativo, Daer consideró que los gobernadores deberían “hacer un análisis minucioso del proyecto”. Y advirtió que la idea no es “desfinanciar” al Estado pero que los trabajadores necesitan esta modificación porque saben que habrá inflación. “Los fondos están juntados. Si se les quieren poner impuesto o no a las mineras es otra cosa. Lo que planteamos es mucho menos que lo que el gobierno les dio a los sectores concentrados”, subrayó.

Es que el Gobierno apuesta a la negociación con los gobernadores para lograr que el proyecto no se apruebe en el Senado. De convertirse en ley y ante la posibilidad de un veto presidencial, los líderes de la CGT buscaron no opinar cuáles serán las medidas a tomar.

“Yo el veto no lo quiero ni poner en discusión. Macri no tiene margen ni posibilidades políticas para vetar y es un error institucional que se esté pensando en eso. Si lo ponemos en agenda, lo naturalizamos”, explicó Daer a LPO, mientras que Acuña también evitó explicar qué hará la CGT ante un eventual veto y afirmó: “Si vamos al paro o no se va a discutir internamente en la CGT, eso no se puede anticipar”.

En este sentido, este mismo viernes el secretario general de la CTA-Autónoma, Pablo Micheli, advirtió que si se aprueban las modificaciones en Ganancias y el Presidente veta la ley, la respuesta de los gremios “será contundente”. “En comunicación con la CGT entendimos que tenemos que unirnos. Sería una macana tener que hacer un paro en diciembre”, afirmó.

Fuente:  La Politica Online